¡Estremecer al mundo!


Si nuestra vida esta construida sobre la roca de la Palabra de Dios, podemos soportar cualquier tormenta en la vida. En nuestras manos tenemos la habilidad de "estremecer al mundo" cuando se trata de vencer a la adversidad, influencias  o personas negativas, el día de hoy o mañana. Cuando estamos "armados", teniendo un completo entendimiento de la Palabra de Dios, podemos aplicar las técnicas bíblicas que vencerán la oposición de la vida. Una de las primeras técnicas que debemos estar dispuestos a activar, es la adquisición de conocimiento e información sobre la oposición. 
Siempre debemos tener más información acerca del enemigo de lo que él pueda saber de nosotros, ya que la falta de conocimiento nos pone en  desventaja con respecto de aquellos que buscan derrotarnos, simplemente no podemos pelear con lo que no conocemos. 

Isaías 5:13 describe claramente lo anterior:  la falta de conocimiento, pone a la gente en una posición de cautividad. Fallamos cuando permitimos que la presión, la ansiedad y la tensión controlen nuestra vida debido a que no estamos buscando información en la Palabra de Dios y aplicándola a nuestra vida de forma diaria.

Lee y estudia Isaí­as 5:13: 

Por lo tanto, mi pueblo irá al destierro muy lejos
    porque no me conoce.
La gente importante y los que reciben honra se morirán de hambre,
    y la gente común morirá de sed.

Piensa en lo que le sucedió a ésta gente como resultado de su falta de conocimiento. Haz una nota mental del enemigo que estás experimentando en tu vida. ¿Cuanta información y conocimiento fundamentado en la Palabra de Dios tienes acerca del mejor plan de acción que puedes tomar para ayudarte a vencerlo? 
Escribe cuál es tu plan para adquirir más información y conocimiento, incluyendo el tiempo que te tomará lograrlo. Empieza HOY a activar tu plan de aprendizaje.

Y r ecuerda:  muchos de nosotros tratamos de ganarle a los problemas de la vida sin adquirir el conocimiento adecuado y la ignorancia nos mantendrá en una posición de desventaja en la vida.


El aprendizaje no ocurre por casualidad, este debe ser buscado con ardor y atendido con diligencia.  
-Abigal Adams


Tu amigo,
Randy O. Morrison.

¡Conéctate con nosotros!