En este nuevo año 2017 todos hemos iniciado con la misma cantidad de tiempo, y cómo utilicemos este tiempo determinará como se verá el año en retrospectiva el 31 de Diciembre de 2017. Necesitamos ponerle pies a nuestros propósitos para este nuevo año. Para eso es necesario un plan de acción enfocado en el futuro y no en el pasado.

Hoy es momento de poner ingenio para identificar al menos una cosa que podamos hacer este año para ir hacia el futuro. No podemos estar haciendo las mismas cosas y esperar resultados diferentes, necesitamos planear para lo que viene:  no podemos ir al futuro si no hay un futuro ahí.
 
Hay muchas opciones a elegir a lo largo de los próximos días. La calidad de las decisiones que tomemos influirá en los resultados del 2017. Necesitamos estar seguros que nuestras decisiones no estén siendo frenadas por asuntos del pasado. Una de las preguntas clave para la toma de decisiones en 2017 es si disfrutaremos el resultado de esa decisión en el futuro. 
 
Mi oración es que este 2017 sea el año en que tus metas, sueños y visiones empiecen a manifestarse en tu vida. 

Randy Morrison
¡Conéctate con nosotros!
EN EL PROCESO DE...
El cambio es una situación inevitable de la vida. Nuestra fortaleza y habilidad para superar el proceso de cambio revela de qué estamos hechos y qué somos capaces de hacer. Si nos quedamos en la orilla simplemente dando opiniones, nunca sabremos que se necesita para tomar las promesas de Dios. El logro de una promesa requiere habilidad para sobrellevar el proceso. Pasar por el proceso de cambio nos revela nuestras fortalezas y talentos. Esto requiere de un plan detallado para estimar como lucirá nuestro futuro. Si nuestras buenas intenciones no se convierten en acciones bien planeadas en 2017, nos quedaremos atrás en el polvo del cambio, atrapados en una mentalidad del pasado. El portal hacia el futuro se abrirá cuando hayamos aprendido del pasado, trazado un plan para nuestra travesía y preparado para ir a lo largo del camino. 
 
RECUERDA: Uno de los principales motivos por los cuales aprendemos historia es para evitar repetir los errores del pasado. Es imposible atarnos al pasado y al mismo tiempo planear para el futuro. La historia se repite cuando no aprendemos del pasado.
 
Lee, reflexiona y actúa de acuerdo a: Números 14:1-4  

     
LO NECESARIO PARA COMENZAR
La forma en que entramos a una nueva etapa de la vida determina los resultados a futuro. El equipaje de nuestro pasado nos frena de movernos libremente hacia nuestro futuro. Cuando nos aferramos al pasado estamos viviendo en un entorno de información obsoleta (desactualizada) asociada a vivencias pasadas.
El estado de nuestra mente al entrar al 2017 nos da una idea de cómo debería ser el término de este 2017 para Dios. No podemos esperar cambios y crecimiento en nuestra vida para este año si permanecemos igual, pensamos igual y actuamos con el mismo nivel de conocimiento que tuvimos en el 2016. Cuando iniciamos una nueva etapa deseando que algo suceda, debemos ser capaces de estar a la altura con nuestra participación, acción y compromiso. Como el pueblo de Israel, debemos primeramente de tratar con lo que hay en nuestro interior antes de poder dar pasos certeros hacia el futuro.

RECUERDA: Cada vez que volteamos al pasado, perdemos tiempo en cuestiones que ya no podemos modificar. El tiempo que invirtamos debe enfocarse en las posibilidades futuras en lugar de en lo que ya pasó.

¡PREPÁRATE!
Nuestra conducta, acciones y vivencias en la tierra deben prepararnos para la eternidad. No podemos permitirnos perder el tiempo mientras nos alistamos. Caminar hacia el futuro requiere de una correcta programación mental y ésta inicia con nuestra entrada hacia el 2017. Aún cuando Dios nos ha provisto de una promesa, nosotros tenemos la responsabilidad de poner pasión a esa promesa. Cuando confesamos que tendremos abundancia para el 2017 también requiere de un compromiso personal para pasar por encima de los obstáculos que pudieran ponerse en nuestro camino. El nivel de constancia enfoque y pasión en Enero, Febrero, Marzo y Abril es el campo de entrenamiento para los meses restantes del año. Dios desea que empecemos a experimentar el cielo en la Tierra; sin embargo; esto no sucederá a través de acciones al azar o mirando hacia el pasado. Se requiere preparación basada en un plan detallado. El nuevo año necesita toda nuestra atención en el futuro, no en las cargas del pasado.

RECUERDA: Las decisiones que impactarán el curso de nuestra vida no deben ser tomadas cuando estamos en un estado emocional alterado o afectado por nuestro pasado. Cada crisis que enfrentemos nos obligara a aplicar lo que sabemos a nuestra propia experiencia personal. 

¡Conéctate con nosotros!