¡Imagínate ahí! 




Lee y reflexiona Génesis 26:12-14, e imagínate cómo se vio este lugar cuando Isaac sembró y cosechó. Toma el compromiso de sembrar buenas semillas en la vida de los demás. Después, trabaja con lo que vendrá a tu vida mientras estás en el lugar en el que quieres estar. ¿Qué esperas que suceda? ¿Estás prosperando? ¿Estás preparado? ¡Este es el momento en el que debes sembrar la buena semilla!

Y recuerda , la llave para ser bendecido está unida con la obediencia a los mandamientos de Dios. 



Tu amigo,
Randy O. Morrison.

¡Conéctate con nosotros!