La protección de Dios sobre nosotros. 
 
 
No estamos diseñados para vivir la vida en nuestras propias fuerzas, sino que estamos diseñados para vivir energizados por la Palabra de Dios. Cuando lo hacemos solos, nuestro sistema sufre un corto circuito al punto de desconectarse de la fuente de vi da, y sin una conexión intencional con Dios nuestro tanque de gasolina estará vacío. 
Por ello, cuando empezamos a caminar sólo con lo mínimo de gasolina, seremos débiles y nuestra resistencia disminuirá ante las tentaciones y presiones terrenales. Por eso necesitamos recargar nuestra conexión con el Espíritu de Dios pues al enfocarnos continuamente en la palabra de Dios, nuestra resistencia tendrá más capacidad ante la guerra espiritual que constantemente nos rodea.
 
¡El ambiente a nuestro alrededor cambiará cuando nos decidamos a cambiar! Dios quiere que vivamos una vida llena de excelencia al máximo, y necesitamos determinar honestamente si estamos dejando que Dios nos dirija para evitar cualquier tipo de atadura mental.

¡Empecemos AHORA! Vivamos nuestra vida con fuerzas renovadas a través de la armadura de Dios que nos da protección, Dios está esperando que lo busquemos para fortalecer nuestra mente y nuestra fe, y s i permitimos que esto suceda, conoceremos la verdad y, ¡la verdad nos traerá libertad!  
 

Tu amigo,
Randy O. Morrison.
 
¡Conéctate con nosotros!