Reflexiones para el Alma

 

Reflexiones para el Alma
PARTE UNA DE SEIS   -  1/6

 

 

 

Cómo Confesarse BIEN 

 

 

 

  

  
Un completo examen para que te puedasconfesar Bien, (Contact First Name). 

 

Cómo Confesarse BIEN

 

Recibid el Espíritu Santo.

A quienes perdonéis los pecados,

les quedan perdonado;

a quienes los retengáis,

les quedan retenidos.

(Jn20,23)

 

Preparación para la confesión

 

¿ Que se necesita para confesarse bien ?

 

  1. Examen de conciencia: Que consiste en recordar todos los pecados que hemos cometido desde la última confesión.
  2. Arrepentimiento: Que consiste en sentir sincero dolor de haber ofendido a Dios; y detestar el pecado. (Para alcanzar el arrepentimiento hay que pedírselo a Dios)
  3. Propósito de la enmienda: Que consiste en decidirse firmemente a no volver a pecar; en estar dispuestos a evitar el pecado, cueste lo que cueste.
  4. Confesión: Que consiste en decirle al Sacerdote todos los pecados que hemos descubierto en el examen de conciencia.

 

Esta confesión de pecados debe ser:

  • Sincera: Es decir, sin querer engañar al Sacerdote, pues a Dios es imposible engañarlo.
  • Completa: Es decir, sin callarse ningún pecado.
  • Humilde: Es decir, sin altanería ni arrogancia.
  • Prudente: Es decir, que debemos usar palabras adecuadas y correctas, y sin nombrar personas ni descubrir pecados ajenos.
  • Breve: Es decir, sin explicaciones innecesarias, y sin mezclarle otros asuntos.

 

  1. Satisfacción: Que consiste en cumplir la penitencia que nos impone el sacerdote, con la intención de reparar los pecados cometidos. Es obligatorio cumplir la penitencia, porque es parte del mismo sacramento.

 

 

Guía para el examen de conciencia:

 

Para facilitar el examen de conciencia, se presenta a continuación una guía en forma de preguntas. LEA DESPACIO y MEDITE cada pregunta, y si lo desea, haga una lista de sus pecados para que ninguno se le olvide cuando llegue el momento de confesarlos ante el Sacerdote.

 

 

Guía para confesarse los adultos:

 

¿Cuanto tiempo hace que me confesé la última vez?

¿Cumplí completamente la penitencia que me impuso el Sacerdote?

¿Qué se me olvidó o que pecado grave callé en confesiones anteriores?

 

¡AMARÁS al Señor tu Dios con todo tu corazón,

con toda tu alma y con todas tus fuerzas!

 

 

  1. AMAR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS

 

"Yo, el Señor, soy tu Dios, que te he sacado del país de Egipto,

de la casa de la servidumbre. No habrá para ti otros dioses delante de mi.

No te harás escultura ni imagen alguna ni de lo que hay arriba en los cielos,

Ni de lo que hay abajo en la tierra. No te postraras ante ellas ni les darás culto"

(Ex 20,2-5; Dt 5, 6-9)

 

"Está escrito: Al Señor tu Dios adorarás, solo a El darás culto"

(Mt 4,10)

 

»    ¿Creo en Dios? ¿Doy testimonio de El? ¿Tengo en El una fe y una confianza firme y completa?

»    ¿Dudo o rechazo como verdadero lo que Dios ha revelado en las Escrituras (La Sagrada Biblia)?

»    ¿Me he desesperado, llegando a dudar de la bondad de Dios, de su justicia, de sus promesas y de su misericordia?

»    ¿He presumido de que Dios me salvará de todas maneras, aún son conversión y sin mérito?

»    ¿He sido indiferente, despreciando la acción y la fuerza de Dios en mi vida?

»    ¿He respondido al amor de Dios con tibieza?

»    ¿He cultivado un enfermizo orgullo propio, que me ha llevado a odiar a Dios?

»    ¿Le he dedicado suficiente tiempo a Dios en la oración personal y comunitaria?

»    ¿He hecho las cosas que requieren sacrificio, - con verdadero amor - y ofreciéndoselas al Señor?

»    ¿He cumplido en todo o en parte, alguna promesa hecha a Dios o a su iglesia?

»    ¿He sido supersticioso, o sea que le he atribuido una importancia de algún modo mágico, a ciertas prácticas legítimas o necesarias?

»    ¿He creído y/o consultado y/o usado: supersticiones, hechicerías, brujería, magia, (incluso la blanca), adivinos, quiromancia, "médium", agüeros, horóscopos, cartas de naipe, "tazas de chocolate" y cosas parecidas; al igual que riegos, sahumerios, talismanes, "pencas de sábila", filtros, maleficios, sortilegios, cábala, tarot, "carta astral", alquimia, tabla ouija, santería, amuletos, vudú, gurúes, shamanismo, numerología, espiritismo, "yo soy", necromancia, cuarzos, piedras, mantras, etc., y todo tipo de "objetos con poder". (Dt 18, 10-12; Jr 29, 8)

»    ¿he honrado y/o reverenciado y/o adorado a una criatura (cualquiera que sea) en lugar de Dios?.   Como por ejemplo al dinero, al poder (o a los poderosos) al placer, o a las cosas materiales (como automóviles y pertenencias que se colocan por encima de todo, incluso de Dios).

»    He puesto fe, o he practicado, o me he dejado llevar por grupos, sectas o movimientos no Cristianos o que mezclan la verdad de Jesucristo con otras ideologías que contienen verdades, pero algunas mentiras muy disfrazadas por el demonio?   Por ejemplo: El poder mental, la reencarnación, la falsa metafísica, el método Silva, el ocultismo, el espiritismo, la astrología, el tarot, la meditación trascendental, el yoga, el gnosticismo, el i-chin, "los viajes astrales", los gurús, el inside, el avance, la dianética, la medicina holística, la parapsicología, la sofrología; la radiastesia, la homeopatía, la acupuntura y la acuprensión cuando van acompañadas de prácticas esotéricas. También la hipnosis y autohipnosis, las regresiones, la lectura del áurea, la terapia de olores y esencias florales, el esoterismo, la teosofía, LA MASONERÍA, el rosacrucismo, el budismo, el hare krishna, la "canalización de espíritus o cháneling", el tao, el feng sui y todo lo relacionado con el "new age" o la "nueva era". Igualmente son movimientos o sectas no cristianas LOS MORMONES Y LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ que no creen en Jesucristo como hijo de Dios. (2Tim 4, 3-4; 1Tim 4, 1)

»    ¿He tentado a Dios, o sea que lo he puesto a prueba, dudando de su palabra, o de su obra, o de su bondad, o de su omnipotencia, o de su amor o poder?

»    ¿He cometido sacrilegio?   O sea que ¿he profanado o tratado indignamente los sacramentos y las otras acciones litúrgicas, así como las personas (sacerdotes y religiosos) las cosas y los lugares consagrados a Dios?

»    ¿He tratado sacrílegamente LA EUCARISTÍA?

»    ¿He comprado o vendido artículos religiosos bendecidos?

»    ¿He sido ateo, o materialista práctico (agnóstico), he rechazado o negado la existencia de Dios?

»    ¿He orado muy poco o casi nada, olvidándome de ofrecerle al TODO PODEROSO mi trabajo amoroso y de darle gracias en oración al levantarme, al acostarme, y al recibir los alimentos?

»    ¿Me he acercado indignamente a recibir algún sacramento?   Like us on Facebook   Follow us on Twitter

 

 

 

Continúa Mañana la parte Dos de Seis.

 

  
  
Oremos por el nuevo PAPA y por Benedicto XVI
  
Siganos y Opine en:
  
Like us on Facebook     Follow us on Twitter
  
  

Join Our Mailing List

 

Para nuevos inscritos en la lista de envio.

 
Sorpresa Espiritual AQUI
  
En preparacion para la Semana Santa.