Este es el tiempo para permanecer enfocados en la Palabra de Dios. Es el tiempo para Glorificarlo, en lugar de desperdiciar nuestra energía en cosas que no valen la pena. Pasemos tiempo de calidad meditando con Él en lugar de desperdiciar tiempo productivo pensando en la preocupación.
 
Mi oración es que se abran puertas para que todos prosperen en tiempos difíciles, pero debemos unirnos para creer que durante las adversidades de la vida, las vamos a superar.
Creemos que cada persona, nombre por nombre, recibirá cada una de las promesas que les han sido dadas. No habrá más desesperación, no más sentirse mal, no más miedos o temores.
 
Por medio de la valentía (o coraje) es que somos capaces de atravesar estos tiempos y no paralizarnos por el miedo. El coraje nos llevará hacia adelante y permitirá que estemos armados para derribar cualquier temor que pueda salir a la superficie.

Randy Morrison
¡Conéctate con nosotros!
SOBRE LOS DEMÁS
El verdadero liderazgo es la capacidad de impulsar a las personas hac í a una visión o meta deseada; es la habilidad de influenciar a los demás de forma efectiva. 

Josué emergió como líder, él fue alguien que sobresalió de los demás. Números 14:7-9 nos brinda un buen cuadro de las cualidades de liderazgo que se manifestaban en la vida de Josué. Él estaba enfocado en llegar a la meta y tenía lo necesario para guiar a los demás. Había sido escogido por Dios para llevar a su pueblo a la tierra prometida. Él pudo hacer esto aún cuando estaba rodeado de gente temerosa y necia. Toda esa gente vivía en el pasado y querían un líder que actuara y pensara como ellos. En esencia, lo que querían era un líder que pudiera moverse con ellos hacia el pasado, pues su mundo se había congelado en el pasado. De cualquier forma, Josué creyó que podía entrar a la tierra prometida porque Dios se había revelado a su vida en otras ocasiones anteriores. El "NO", no era opción para Josué. El común denominador, no era opción para él, sin importar cuáles fueran las circunstancias de su tiempo. Josué hablaba de su futuro basado en la confianza que tenía en la promesa de Dios. Sin importar obstáculos o presiones, Josué persistía hacia adelante.

Josué poseía una cualidad muy importante de un líder: el coraje. No le temía a la oposición de la gente. Construyó sus esfuerzos basándose en el futuro, nunca en el pasado. Su actitud de "poder hacer" y su visión permitía que floreciera la fuerza de su coraje. Su efectividad de líder fue reconocida y celebrada por Dios.

Considera tu futuro. Reflexiona sobre el nivel de coraje y valentía que necesitas para tomar pasos firmes hacia el futuro. Haz una lista de las acciones y comportamientos que puedes cambiar para demostrar tu coraje externamente. Haz el compromiso de revisar estas acciones de valentía regularmente para ver cómo va el progreso.

RECUERDA: Al tratar con el cambio, debes recordar que la información que te ha llevado hasta este punto de la vida no va a ser suficiente para llevarte a tu futuro. No construyas una lápida de tu pasado para recostarte ahí el resto de tu vida. ¡Sigue caminando!


CORAJE BAJO FUEGO
El coraje o valentía, es el poder que nos impulsa hacia adelante para conseguir nuestras metas, rompe el miedo de la evidencia falsa que se refleja en los hechos reales, es una cualidad de la mente y el corazón que nos permite perseverar yendo hacia una visión sin desviarnos por el miedo, porque el temor paraliza nuestro pensamiento y nuestras acciones. El coraje o valentía, nos da la capacidad de usar nuestra mente y espíritu para dirigir los problemas hacia soluciones. 
Una de las cualidades más grandes que podemos usar durante este tiempo de problemas y cambios económicos mundiales, es una actitud de valentía y coraje. Dios no quiere que tengamos temor, quiere que tengamos fe. Cuando hacemos esto, nuestro coraje le dará potencia a nuestra capacidad para enfrentar el miedo. Podemos ser fuertes porque nuestra valentía viene de Dios. Si vivimos nuestra vida con ese coraje, podremos dejar de reaccionar contra circunstancias cambiantes.

Piensa en una de las cosas que más te reta en tu vida en este momento. Lee Josué 1:4-11
Reflexiona en lo que estás leyendo. Piensa en las cualidades del coraje que poseía Josué. Enumera las tuyas y las que quisieras tener. Estudia los métodos para obtener éstas cualidades. Haz un plan para atacar las situaciones que te retan. Escribe cuál será el compromiso que vas a hacer con Dios para tornar tu situación hacia una solución que funcione en el futuro. Mantente firme en este compromiso a través de la constancia de leer y reflexionar en Su promesa y también en Su Palabra.

RECUERDA: El coraje o valentía no es la ausencia del miedo, sino, percatarte de que hay algo que es más importante que ese temor. La valentía nunca reacciona a las circunstancias, si no que crea las condiciones que te ayudarán a llegar a dónde quieres estar.



DISCURSO DE ACEPTACIÓN
Necesitamos estar listos para dar nuestro discurso de aceptación. Debemos hablar a un auditorio de UNA  sola persona: Dios. La vida cambiará con rapidez cuando le digamos: "Sí quiero, sí puedo y sí voy". Josué capítulo 1 nos habla sobre la valentía o coraje  como algo clave para enfrentar un mundo cambiante. 

Después de la muerte de Moisés, Dios le da instrucciones a Josué de levantarse y tomar su lugar. Josué da su discurso de aceptación diciendo "sí" a las instrucciones recibidas. Esto nos enseña que la visión de nuestro futuro no muere cuando mueren las personas, las cosas o las circunstancias. La visión que Dios nos da, no muere cuando nos "juegan chueco" o cuando cierran el lugar donde trabajamos. Para Josué lo único que importaba era la visión que lo guiaba, porque tenía su confianza depositada en Su palabra. 
Para que nosotros hagamos esto, debemos ponernos en pié y dar nuestro discurso de aceptación por excelencia y permanecer confiados en Él. "Sí quiero, sí puedo, y sí iré". Necesitamos levantarnos en nuestras emociones, en nuestra mente y en nuestro espíritu declarando nuestra fe en Él. Nuestro discurso de aceptación por excelencia es declarar nuestra fe para aceptar Su promesa y Sus instrucciones en la vida en lugar de aceptar las circunstancias. Si creemos con nuestros corazones, y no dudamos, la valentía nos llevará hacia delante. 

Escribe en una hoja de papel tu discurso de aceptación que vas a dar a Dios. En este discurso escríbele exactamente qué vas a hacer para ayudar a que la visión y la misión de Dios se cumplan. Párate enfrente del espejo cada día y lee confiadamente éste discurso.

RECUERDA: Pide favor en el tiempo de favor. El tiempo de favor es ahora. Dios no para de bendecirte por causa de la situación económica. Siempre está listo para bendecirte. La valentía no es algo que todos poseemos, pero la encontramos cuando estamos dispuestos a darle la cara a nuestro miedo o temor.
 
Un hombre lleno de valentía también está lleno de fe.
- Cicerón
 

IDENTIDAD VALIDADA
Jesús validó a Josué como un líder. Su identidad fue confirmada. Cada vez que necesitamos que alguna área de nuestra vida sea validada, necesitamos regresar a Su promesa, al hacer esto, nuestra identidad en Él es validada.  El temor debería tener un sello que diga: "CANCELADO", como resultado de la fuerza del coraje (valentía) que conllevan sus promesas a nuestra vida. Necesitamos leer Su Palabra una y otra vez, necesitamos hablarla confiadamente. Josué 1-5 dice: " Nadie podrá hacerte frente mientras vivas. Pues yo estaré contigo como estuve con Moisés. No te fallaré ni te abandonaré".
La validación que Dios le dio después Moisés, lo definió como un hombre de gran coraje. Los versos 6 y 7 dicen: " Sé fuerte y valiente, porque tú serás quien guíe a este pueblo para que tome posesión de toda la tierra que juré a sus antepasados que les daría. Sé fuerte y muy valiente. Ten cuidado de obedecer todas las instrucciones que Moisés te dio. No te desvíes de ellas ni a la derecha ni a la izquierda. Entonces te irá bien en todo lo que hagas".

Permanece en la Palabra, porque la Palabra influye la forma en la que pensamos. Dios quiso que su Palabra y visión influenciara a Josué, no que Josué influyera en Su visión.

Empezando esta semana, cambia horas de preocupación por horas de meditar en Su Palabra. Lee Josué 1:4-11. Haz una nota mental de cómo Josué demostró su coraje o valentía. Ahora piensa en cosas que te preocupan. Medita en Su Palabra, medita en cómo Josué aceptó la instrucción que le fue dada y cómo demostró su valentía. 

RECUERDA: Cuando dejas que una persona te valide, dejas que esta persona te defina. La única definición de tu vida que debe ser hecha, es la que Dios hace.

 
¡Conéctate con nosotros!



¡No olvides descargar nuestra App, Gratis!