Hemos pasado tiempo estudiando "El Valor de Hacer Sacrificios". Algo que debemos entender es que nuestra disponibilidad para el sacrificio esta directamente ligada con el nivel de confianza en nuestro corazón. Lo que creemos determina nuestra disposición al sacrificio. Nuestro sistema de creencia tiene  influencia en  el tipo de sacrificio personal que seleccionamos, esto, a su vez, determina una vida plena en la tierra. Nuestro sistema interno de creencias siempre esta siendo retado. Necesitamos de la fuerza de Dios para aferrarnos a nuestras convicciones. Dios sabe lo que nosotros creemos, es por eso que nuestra fe atrae Su atención.

Siempre debemos recordar que cosechamos lo que sembramos. Necesitamos obtener una visión amplia de lo que nuestro sacrificio traerá a la vida de los demás. Si lo hacemos, comenzaremos a implementar los principios de un sacrificio personal a nuestra vida diaria. Las bendiciones de Dios van se retrasarán si nosotros no hacemos los sacrificios personales correctos.
 
Mantengamos nuestros ojos y nuestra mente abierta a todas las posibilidades. Nuestro futuro estará brillando si nos enfocamos en una visión a largo plazo de lo que es nuestra vida en la tierra.
 
 
Randy Morrison
¡Conéctate con nosotros!
LO QUE ATRAE LA ATENCIÓN
Dios quiere darse cuenta de nuestro sacrificio y bendecirlo. Tenemos la capacidad de activar una cualidad muy valiosa en nuestro interior, la cuál llama la atención de Dios. Esta cualidad se genera cuando la fe, lo que hay en nuestro corazón, la ponemos en Dios. Lo que creemos es lo que abre la puerta a lo sobrenatural y determina la calidad del legado que dejaremos en el planeta Tierra.
 
Lee Hebreos 11:4 . Abel trajo su "creer" a Dios. Piensa en lo que presentó Caín. Reflexiona en el sacrificio personal que estás dispuesto a hacer para lograr metas y sueños. Determina si los sacrificios personales que estás dispuesto a hacer se alinean con el "creer" de Abel o el de Caín. Habla con Dios para asegurar que tus esfuerzos estarán construidos sobre una base sólida de fe y creencia personal.
 
RECUERDA: El sacrificio que nace del compromiso y la disposición de hacer esfuerzos determinará el nivel de relaciones y la profundidad de nuestra lealtad. El sacrificio que sale del mandato de Dios siempre se basa en el dar algo de gran valor.

SELLO DE APROBACIÓN
La única aprobación que necesitamos en la vida es el sello de "aprobado" por Dios. La buena noticia es que Él nos quiere dar su validación. La validación de cualquier otra fuente no va a permanecer en el tiempo de la prueba. Adicionalmente, la validación de los demás genera un sentido de  confianza  falso que fácilmente se destruye con las presiones de la vida diaria. Cuando el sacrificio personal se basa en la obediencia a Dios, obtendremos validación directa de Dios.
 
Recuerda cuando recibiste algún sello de aprobación de Dios. Haz una nota mental de qué aprendiste en esta experiencia. Piensa en los pasos que tomarás para mejorar tu obediencia a Dios y a Su obra. Checa esto periódicamente para asegurar que tu nivel de obediencia, creencia y fe hayan sido notadas por Dios. Sigue avanzando de manera continua y asegúrate de recibir validación constante de parte de Dios.
 
RECUERDA: El sacrificio que nace de la obediencia es galardonado con la validación de Dios. El motivo detrás del sacrificio personal determina el hecho de que Dios esté atento y enfocado en nuestros planes.



EL CUADRO COMPLETO
Una de las razones por las que muy a menudo no estamos dispuestos a hacer sacrificios a largo plazo es porque no podemos ver el cuadro completo de lo que es posible lograr. No hay sacrificio suficientemente grande para aquellos  que aman. Cuando no tenemos la visión completa de lo que puede ser, nuestra mente se ve restringida solo al nivel de experiencia o exposición. Debemos tener la visión, que al caminar en nuestro mandato divino, Dios proveerá los recursos necesarios. Cuando esta visión está en el lugar correcto, vamos a demostrar una disposición al sacrificio que se basa en lo que creemos que sucederá.
 
Lee Marcos 10:28 . Piensa en la disposición del joven rico para hacer un sacrificio con plenitud a largo plazo. Su visión estaba restringida. Reflexiona en tu situación. Date cuenta si tu visión, de lo posible, se  alinea  con el propósito que Dios tiene para tu vida. ¿Tienes tu enfoque restringido? ¿Tú visión es clara y libre para ver sin obstáculos el enfoque de tu futuro? Pasa tiempo con Dios respondiendo estas preguntas.
 
RECUERDA: Dios tiene caminos para multiplicar las cosas que estamos dispuestos a sacrificar. El grado de nuestro sacrificio establece el grado de compromiso que Dios tiene para nuestro bienestar en la tierra.

CALIDAD GARANTIZADA
Podemos garantizar la calidad de nuestro sacrificio personal basándonos en saber si este sacrificio hace alguna diferencia en la comunidad o en la sociedad. Más allá de esto, vamos a asegurarnos de hacer un sacrificio de calidad al entender el impacto que éste hace en la vida de  los demás. Debemos pensar cuidadosamente e intencionalmente en el nivel de nuestra obediencia y fe, para asegurar que esto satisface los estándares necesarios para obtener la garantía de calidad del sacrifico personal que hacemos.
 
Lee Juan 6:1-13 . Esta escritura nos muestra la calidad del sacrificio personal de este muchacho. Piensa en esto. Reflexiona las respuestas a las siguientes preguntas. ¿Mi sacrificio va a glorificar a Dios? ¿Bendecirá a otras personas? ¿Este sacrificio está ayudando a cumplir el propósito de Dios en mi vida?
 
RECUERDA: Debemos entender la incomodidad del corto plazo que resulta del sacrificio. El sacrificio debe ser hecho en fe. Debemos creer que lo que hacemos por los demás, Dios puede hacerlo por nosotros.

 
¡Conéctate con nosotros!



¡No olvides descargar nuestra App, Gratis!