Recordemos siempre que la libertad se trata de hacer lo correcto, no hacer lo que nos place. La humanidad es una comunidad que mejora al involucrar mentes y corazones.
 
Cada uno de nosotros necesita límites en nuestra vida, hogar e interacciones diarias. La fuerza de estos límites depende de nuestro conocimiento y compromiso para poner nuestra fe en acción. Cuando Dios es nuestro punto de referencia, podemos evitar el derrumbe de estos límites de tentación y engaño.
 
Examinemos continuamente la vida desde la perspectiva de Dios. Con esta perspectiva, nuestro enfoque no se quebrantará con las artimañas engañosas de Satanás.

Randy Morrison
¡Conéctate con nosotros!
¿EN DÓNDE ESTÁ TU ENFOQUE?
Cuando somos blanco fácil para los engaños de Satanás y nuestro enfoque está fuera de la meta, terminamos siendo engañados y desviados hacia un ambiente tenebroso. La decepción es la mala representación de la verdad para el crecimiento personal. Una vez que el engaño se apodera de nosotros, nos separamos de Dios. Sin dirección de Dios, el engaño crecerá en nuestro corazón, y nos volvemos vulnerables al sabotaje emocional. Al mantener nuestro corazón y nuestra mente enfocados en la Palabra de Dios, la fuerza destructiva del engaño no tiene espacio para expandirse.
 
RECUERDA: Nadie escapa de las consecuencias de un acto engañoso. El engaño lastima a los demás, pero la víctima verdadera es el engañador, pues su acción le causa la separación de Dios.

Lee, reflexiona y actúa de acuerdo a: Hechos 5:1-11 e Isaias 14:12-17
 

EL COMIENZO DEL CAMINO...
Tenemos la capacidad de ser guardianes de lo que entra a nuestra mente y corazón. Esto requiere trabajo y preparación intencional de nuestra parte. Todo esto se centra en nuestra disponibilidad, compromiso y acción para poner nuestra relación con Dios sobre todas las demás prioridades, incluyéndonos a nosotros mismos. La condición de nuestra mente y corazón determina si la semilla del engaño ha entrado, ha crecido y es activa en cuanto a su término o consumación. Si el sentimiento de auto-exaltación existe, no hay necesidad de la dirección de Dios, así como su protección. Esta auto-exaltación es un falso sentido de "Yo puedo con todo por mi mismo". Esto pone la auto-importancia sobre la de Dios. La ausencia de una relación con Dios significa que la decepción tiene acceso directo a nuestra mente y corazón.

RECUERDA: El arma más grande que Satanás usa en contra de la humanidad es el engaño. Este siempre será su método numero uno de ataque.
 
Lee,reflexiona y actúa en: 2 Corintios 12:3 y Apocalipsis 20:10-3
 
 
     
EL CENTRO DE CONTROL
No podemos minimizar el significado que tiene nuestro corazón de "centro de control" para toda información y conocimiento. Todo esto queda plantado en nuestro corazón y ahí es nutrido y alimentado para convertirse en actitudes hacia la vida. Una de las primeras armas que usa Satanás contra nosotros para atraparnos en sus redes de engaño es sembrar un pensamiento en nuestro corazón. La única forma de evitar esta estrategia de las tinieblas, es por medio de una profunda relación personal con Dios. Esto requiere que mantengamos nuestro enfoque en la perspectiva de Dios para hacer lo correcto. Esto no se puede alcanzar por medio de colocar una envoltura temporal de bondad sobre un corazón que no es recto. Bondad, fe, y el creer, deben estar en lo profundo de quienes somos, en lo interno de nuestro corazón, el centro de control. No sólo en la superficie.
 
RECUERDA: Muy a menudo se nos olvida tomar tiempo para entender y considerar la forma en que influye lo que alimenta nuestro corazón y como esto dicta nuestra vida. Proverbios 4:23 nos dice, "sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón, porque de él mana la vida..."
 
Lee, reflexiona y actúa en: Juan 13:12

¡Conéctate con nosotros!