Hemos estado aprendiendo acerca de "la espiritualidad que marca la diferencia", y todo este tema podría ser resumido con el siguiente título: "La ley del amor". 
Tomemos tiempo en esta semana para leer 1ª de Juan 4. Esta escritura provee un entendimiento claro y directo de lo que se trata el amor de Dios. Dios es amor, dado esto, no podemos conocer a Dios sin amor.
 
Nuestra capacidad de demostrar el amor ÁGAPE, determina el significado del legado que dejamos en la Tierra. Con toda la agitación que hay en el mundo el día de hoy, conectarnos con el poder de la influencia de Dios es esencial. Somos los "informantes"' que Dios escogió en la Tierra, y como tales, debemos demostrar generosidad constantemente, compasión y un intento incansable de traer restauración a la vida de los demás.
 
El amor ÁGAPE es el carácter de Dios, demostrado en nuestra vida. Mi oración es que seamos bautizados con el amor de Dios de tal manera que nuestros propios intereses y agendas sean sustituidos con un corazón y acciones dirigidas por amor. Desde este momento, ¡hagamos de cada día, un día ÁGAPE!

Randy Morrison
¡Conéctate con nosotros!
VIVIÉNDOLO
Debemos preguntarnos si estamos viviendo de acuerdo al potencial que Dios dijo que podíamos vivir. Vivir la vida de acuerdo a este potencial sólo ocurrirá al experimentar el amor de Dios, y cuando esto sucede, el desarrollo y refinamiento de nuestro potencial será una prioridad. Nuestro potencial está dictado por el nivel de exposición al amor de Dios. El potencial de Dios colocado en la máxima potencia se llama amor, compasión y cuidado que marcan una diferencia en la vida de la gente afligida.
 
¿Cuál es tu respuesta a la pregunta: ¿estoy viviendo al nivel del potencial que Dios ha puesto en mi?". Lee la escritura base una vez más en  Gálatas 6:1-3, y evalúa tu situación actual para determinar cómo es que tu vida se alinea con lo que dice en la escritura. ¿Ayudas a los demás a llevar sus cargas constantemente? ¿Qué evidencia tienes para decir que estás llevando el mandamiento de Dios? Considera cuidadosamente la respuesta a cada una de estas preguntas. ¿Qué debe suceder para llevar a cabo todas estas cosas en tu vida y vivir a la expectativa de Dios?
 
RECUERDA: Para experimentar el amor en su forma más grande, debemos experimentar el amor de Dios. No podemos dar a los demás lo que nosotros no hemos recibido.

EXPRESIÓN EMOCIONAL
Hay un tema que conecta las tres siguientes formas de amor: Phileo, Storge y Eros. Cada una de estas tres formas pueden ser expresadas en formas humanas. Cuando nuestras emociones son movidas, nos lleva a hacer algo al respecto. Las respuestas que vienen de emocionalismo son a menudo, poco sustentables. Cuando un desastre impacta nuestra vida, el amor Storge produce una oleada emocional que estimula a la gente a ayudar. Sin embargo, al terminar este desastre, la reacción emocional desaparece. El amor Phileo se traduce en un amor amistoso. Una amistad que se basa en ver algo en alguien más que puede satisfacer nuestra necesidad. El amor Eros se basa en una atracción sexual. El Eros está arraigado fuertemente en uno mismo.
 
¿Qué situaciones has experimentado que puedan causar que demuestres tu amor basado en una respuesta emocional? Escribe cómo puedes manejar esta clase de reacción en el futuro. Escoge una escritura que base tu plan para administrar tu forma de respuesta emocional a experiencias o situaciones y escríbelas.
 
RECUERDA: La soledad no es la ausencia del afecto, es la ausencia de dirección. Sin entendimiento del amor verdadero, el resultado es insatisfactorio y temporal. 
   
     
LA MÁS ALTA FORMA DE AMOR
El nivel más alto de amor es el Ágape. Esta forma de amor juega un papel significativo para alcanzar nuestros logros y nuestro propósito en la vida. El amor Ágape valora y respeta lo precioso que es cada persona. Nuestra sociedad mejora como resultado del amor ágape. Un acto de amor Ágape funciona sin agendas escondidas, sin intereses propios o demandas para recibir algo a cambio. Romanos 5:5 nos dice que esta clase de amor nunca nos decepciona debido a que Él derramó este amor a través del Espíritu Santo en nuestro interior.
 
Lee  Romanos 5:5 nuevamente. Si Dios derramó esta clase de amor en nuestro corazón a través del Espíritu Santo, dale un reporte a Dios de por qué  si o por qué no estás demostrando este amor a través de tus acciones y tu interactuar con los demás. Desarrolla un plan sabiendo dónde estás en términos de la manifestación del amor de Dios en tu vida habiendo transcurrido un mes.
 
RECUERDA: Lo que sea que demerita a alguien más no es amor Ágape. Esta clase de amor no retiene nada.

LO QUE SE NECESITE
Cuando vamos por la vida con amor Ágape, nos vamos a encontrar haciendo lo que sea necesario, incluyendo sacrificio personal para demostrar esta clase de amor a los demás. Estamos en la Tierra para ayudar a los demás a conseguir sus sueños. No debemos temer operar en amor Ágape, por lo mismo, sacrificaremos nuestros deseos personales para ayudar a alguien más.
 
Busca la frase que usó Stephen Covey (autor del libro "Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva") acerca del amor verdadero. ¿Cuándo fue la última vez que pusiste la palabra amor en acción al marcar una diferencia el la vida de alguien más? ¿Qué necesitas hacer para mejorar el nivel de demostración a los demás, incluyendo tu familia? Haz una lista de acciones que estás dispuesto a seguir para mejorar la calidad de amor Ágape en tu vida. Comparte esta lista con Dios y platica con él los resultados que estás obteniendo con los demás.
 
RECUERDA: El amor Ágape nunca falla. El amor es un verbo, es hacer algo por los demás sin importar nuestra necesidad o deseo. Sólo podemos conocer el amor verdadero a través del encuentro con Dios.
¡Conéctate con nosotros!