Alerta máxima
 
Cada uno de nosotros experimenta batallas en la vida  y Dios quiere que las ganemos. Por ello es importante que nos mantengamos en alerta máxima para discernir las estrategias del enemigo.  Quedarnos en el pasado puede traernos confusión pero podemos renovar constantemente nuestra mente con la Palabra de Dios.    

Se nos han dado todas las herramientas necesarias para resistir la guerra espiritual, con esto deberíamos estar listos en todo momento. Al aceptar a Jesús en nuestra vida, obtuvimos todo un guardarropa de protección. Es nuestra responsabilidad vestirnos cada día con todos los elementos: el cinturón de la verdad, la coraza de la justicia, el escudo de la fe, el casco de la salvación, la espada del Espíritu, las sandalias del evangelio de paz, la oración que nos protege, y sobre todo, estar listos para la batalla de manera cotidiana. 
¡Debemos vencer todos los pensamientos que nos acechan y podemos sacar estos pensamientos con Dios a nuestro lado!
 
Recuerda que debemos estar en alerta máxima, y una forma de mantenernos en este nivel es asegurarnos de estar manejando nuestra mente cuidadosamente. Para esto es necesario que entendamos y apliquemos los Principios del Reino, y  estar en constante preparación para la acción. Toma en cuenta que  el enemigo festeja cada vez que nuestra mente se llena de incertidumbre, duda y confusión, su meta es penetrar en nuestra mente para tomar control de nuestra vida. ¡No lo permitas! 
Refuerza tu mente con la siguiente lectura:  Efesios 6:10-22



Tu amigo,
Randy O. Morrison.
 
¡Conéctate con nosotros!