Dios nos ha dado el derecho legal de acercarnos a Él por medio de la oración. Si entendemos el poder que tiene la oración y además aplicamos las reglas que gobiernan la oración de manera efectiva, nos estaremos colocando de manera directa en las promesas de Dios para nuestra vida. Como cuerpo de Cristo debemos venir en unidad y traer las peticiones de la Iglesia a los pies del Señor. Esto requiere que estemos de acuerdo en la visión, y lo logramos por medio de someter nuestra voluntad a Dios y a Su Palabra. Yo creo que hay poder cuando la Iglesia está unida.

Continuemos dando gracias a Dios por estar trabajando detrás de la escena preparando el camino de nuestra vida. Debemos agradecer al Señor en forma continua por bendecir nuestra casa y familia. Creo que al desarrollar nuestra vida de oración, nos expondremos a la verdad que Dios tiene para nosotros, y la verdad nos hará libres. Se agradecido con Dios y alábale siempre. La oración traerá sanidad, dirección y verdad para quienes creen en Él.

Randy Morrison
¡Conéctate con nosotros!
VIENEN DÍAS MEJORES
El pasar tiempo con Dios hará que tus días sean mejores. Mientras más tiempo pasemos con Dios, más vamos a reflejar la influencia del cielo en la tierra. Nuestro tiempo en oración debe construir entendimiento de la voluntad de Dios para nuestra vida. Debemos también usar la oración correcta para cada situación que se presente a nosotros. La primera regla de la oración es que debe estar cimentada en fe. La fe es el puente que la oración usa para acceder a Dios. Hebreos 11:6 dice que sin fe es imposible agradar a Dios.

Haz una nota mental acerca del tiempo que pasas con Dios. Piensa en tu vida en términos de la influencia de Dios en las situaciones que enfrentas. Toma el compromiso de tomar el doble de tiempo que actualmente tomas diariamente. Después de que hagas esto por un periodo de tiempo, considera estos cambios en términos de la influencia de Dios en tu vida.

Recuerda: La oración no es un ritual que usamos para escapar de la realidad, sino una función dónde contactamos a Dios, quien no opera conforme a las leyes humanas.

NO EXISTE LA "UNITALLA"
Cada oración debe conectarse con de Dios. Una sola clase de oración no funciona para todo el tipo de situaciones que podemos enfrentar, sin embargo, el tipo de oración que se necesita depende de nuestro entendimiento de la voluntad de Dios. Sin esto, siempre habrá tensión entre la voluntad de Dios para nosotros y lo que nosotros queremos o buscamos. La oración de consagración y dedicación funciona para la voluntad general y específica de Dios. Cuando queremos entregarnos a nosotros mismos como ofrenda a Dios, generalmente usamos la oración de consagración y dedicación. Cuando nuestro deseo es ir delante de Dios, a su presencia, generalmente usamos la oración de alabanza y adoración. La alabanza es acerca de lo que Dios ha hecho o puede hacer por nosotros. La alabanza crea una atmósfera de intimidad con Dios. La adoración es una reflexión de quién es Dios conforme a la relación con Su Palabra.

Lee Salmos 150:2. Piensa en lo que esta escritura nos dice acerca de adorar a Dios. Comprométete a pasar tiempo alabando a Dios debido a sus hechos poderosos. Reflexiona en esto profundamente. Escribe las cosas que Dios ha hecho en tu vida y las cosas que te ha prometido para el futuro. Mantiene actualizada esta lista de forma continua y úsala durante tu tiempo de alabanza a Dios.

Recuerda: Cuando alabas a Dios estás expresando tu dependencia en Él, el proveedor de todas las cosas. La alabanza te impregna con la forma en que Dios hace las cosas en tu vida.

 
  
"DE PRONTO"
Hechos 16 nos demuestra el poder que Pablo y Silas experimentaron a través de la alabanza y la adoración, como resultado de su intimidad con Dios. La intimidad es la regla que gobierna la alabanza y la adoración. La profundidad de nuestra relación con Dios determina el nivel de intimidad que experimentamos. Cuando alcanzamos el nivel máximo de intimidad con Dios experimentamos nuestro "de pronto", nuestro propio momento de estar cara a cara con Dios. Cuando adoramos debemos ir a nuestro cimiento, nuestro fundamento. Este nivel de intimidad con Dios nos mantiene a permanecer en el camino correcto.

Piensa en el tiempo en el que tuviste la mayor conexión con Dios. Crea una vez más esta experiencia en tu mente. Visualízate una vez más cara a cara con Dios. Alábale por esa conexión que puedes tener con Él. Dale a Él toda la gloria y la honra por todo lo que va a hacer tanto en el día de hoy como en el futuro en tu vida.

Recuerda: Un poco de alabanza captura un poco de la atención de Dios. Mucha alabanza captura más de Él. Necesitamos escuchar lo más fuerte de Dios por medio de la alabanza y la adoración.

SUSURROS DEL CORAZÓN
Lograr intimidad con Dios por medio de la alabanza y la adoración requiere interacción cara a cara y corazón con corazón. El susurrar con otra persona normalmente provoca un nivel de intimidad especial. Conforme buscamos a Dios por medio de la alabanza y la adoración, necesitamos que nuestro corazón susurre para crear un nivel de expresión íntimo. Este nivel de relación con Dios produce sinceridad porque esta involucrado el corazón. La intimidad nos cambia, nos hace obrar de una forma mejor. Dios no está buscando "robots espirituales", Él está buscando a aquellos que son guiados por el corazón.

Escribe qué es lo que deseas susurrarle a Dios desde tu corazón. Empieza a susurrar estos enunciados de amor a Dios en tu tiempo de oración. Hazlo de manera constante hasta que se vuelva natural en tu tiempo con Dios.

Recuerda: Adoración sin corazón viene de costumbres religiosas, solamente es la imitación del arte de la adoración pero no contiene intimidad con Dios. Cuando nos involucramos en adoración verdadera, nos enfocamos en Dios, no en nosotros.

UNÁNIMES
Llegar a un acuerdo con otra persona o con un grupo crea un vínculo. Hay poder en los números. El acuerdo es una regla que gobierna la oración corporativa o grupal. 1 Pedro 3:7 dice "De la misma manera, ustedes maridos, tienen que honrar a sus esposas. Cada uno viva con su esposa y trátela con entendimiento. Ella podrá ser más débil, pero participa por igual del regalo de la nueva vida que Dios les ha dado. Trátenla como es debido, para que nada estorbe las oraciones de ustedes". Debe haber un acuerdo entre el esposo y la esposa para que la oración sea productiva y fructífera. Este es un elemento esencial para la oración grupal efectiva. Lee Mateo 18:18. ¿Qué te dice esto acerca de cuando dos se ponen de acuerdo? Escribe tus pensamientos acerca de esto. La siguiente vez que entres en oración acerca de algo, busca a alguien que esté de acuerdo contigo en esta oración.

Recuerda: Hay poder en la oración cuando existe acuerdo. Debemos estar buscando siempre la verdad, pues ella nos hará libres.


¡Conéctate con nosotros!



¡No olvides descargar nuestra App, Gratis!