Muchas veces deseamos escuchar la voz de Dios diciéndonos qué debemos hacer en momentos de desesperación o indecisión, y aunque no dudamos que Dios pueda hablarnos de esa o muchas otras formas (veremos esto más adelante), no olvidemos que su Palabra, l a Biblia, es la manera más directa que tenemos para conocer su voluntad. ¡La buena notica es que está disponible para nosotros siempre que la necesitemos!

Quiero recordarte que Dios nos habla todo el tiempo, Él sabe la importancia de tener una buena comunicación con su pueblo, por eso es obligatorio buscarlo constantemente. Pero, antes  que nada, ¿cuándo fue la última vez que hiciste una pausa en tu vida para preguntarte: ¿qué es lo que Dios está tratando de decirme? Si no tienes el hábito de pasar tiempo a solas con Dios para analizar tu vida, ¡te animo a que lo hagas lo más pronto posible! Esto facilitará el proceso, de otra manera, ¿cómo pretendemos que Dios nos responda si no hemos iniciado una conversación con Él?

Ahora, escuchar la voz de Dios sí requiere mucha atención, pero no lo es todo, debes combinarla con la obediencia a sus mandamientos, hacerlo así, te facilitará reconocer su voz, pues estarás caminando por el camino de Su voluntad, una voluntad que puedes conocer bien si conoces bien a Dios. 

Pero, ¿por qué es tan importante escuchar la voz de Dios?  Por que diferenciarla entre todas las demás voces que vienen a nuestra vida es esencial para lograr nuestro propósito, asegurándonos que vamos por el camino hacia las promesas de Dios. 

Lee con atención el pasaje de  1º de Reyes 19,  y reflexiona cómo Elías permitió que una voz externa lo alejara de la voluntad de Dios. ¿Ya te diste cuenta? ¡Exacto! ¡ Las voces externas están diseñadas para hacernos dudar de Dios! 
Ahora piensa qué fue lo que Elías debió hacer diferente para rechazar el impacto de Jezabel en su vida, y tómate un tiempo para planear cómo puedes prevenirte cuando vengan voces externas a tu vida. 

Y recuerda que nuestros oídos son la puerta principal para procesar información, información que  impacta la manera en que pensamos, sentimos y actuamos, ya sea de manera negativa o positiva, y que la voz que tenga más influencia en tu vida tomará control sobre ella. 
 




Tu amigo,
Randy O. Morrison.


¡Conéctate con nosotros!