¡Sé activo!


El resultado que tengamos de escuchar a alguien dependerá mucho si somos oidores activos u oidores selectivos.

Un escuchador activo entiende, interpreta y evalúa  lo que constantemente recibe en su mente desde el exterior.  

Al escuchar de manera selectiva, identificamos la información y hacemos una selección de lo que queremos recibir, sea bueno o malo para nosotros, y n os mantiene al mismo nivel de las experiencias pasadas sin darle relevancia a la nueva información recibida, manteniéndonos así, en nuestra zona de confort.

Por eso creo que ser un oidor activo es sin duda más benéfico, pues nos ayuda a tomar decisiones mejor informadas, pues pasan por un proceso de comprensión y evaluación.

Lee   Marcos 4:24Luego agregó: «Presten mucha atención a lo que oyen. Cuanto más atentamente escuchen, tanto más entendimiento les será dado, y se les dará aún más.

Ahora haz un resumen de que esto significa para ti y describe las estrategias y acciones que vas a tomar para escuchar activamente cada día.


Y recuerda que los escuchadores activos procesan la información con el propósito de lograr sus metas. Los oidores selectivos filtran lo que escuchan basándose en sus experiencias, y si sus experiencias son fracasos, todo lo que hagan será aplicado con fracaso.



Tu amigo,
Randy O. Morrison.


¡Conéctate con nosotros!