23 de julio de 2015
English version below

La suspensión temporal emitida por el Juez Hanen sobre el caso Texas v. United  States ha generado confusión sobre cómo afecta el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). Si bien los beneficios de DACA continúan vigentes, la sentencia del Juez Hanen obliga a que el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS) recupere los permisos de trabajo por tres años que se emitieron después del 16 de febrero para reemplazarlos por permisos de trabajo por dos años.

Por esta razón, USCIS está contactando a los 2,100 beneficiarios de DACA que recibieron permisos de trabajo por tres años después del 16 de febrero. Sin embargo, aproximadamente 900 personas no han regresado sus permisos de trabajo. USCIS anunció que las personas con permisos de trabajo por tres años emitidos después del 16 de febrero que no regresen su permiso a USCIS antes del 30 de julio podrían perder los beneficios de DACA y, con esto, su permiso de trabajo.

Para mayor información en español, click aquí. Para mayor información en inglés, click
aquí.   


July 23rd, 2015
The hold placed by Judge Hanen in the Texas v. U.S. case has generated confusion about how it affects the Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA). DACA benefits will continue, but the hold placed by Judge Hanen requires that the United States Citizenship and Immigration Services (USCIS) retrieve the 3-year Employment Authorization Documentes (EADs) issued after February 16th in order tor replace them with 2-year EADs.

For this reason, USCIS is contacting the 2,100 DACA beneficiaries with 3-year EADs issued after February 16th. There are about 900 DACA beneficiary who have yet to return their 3-year EADs. USCIS is considering  to terminate the DACA and the EADs of those individuals that received their 3-year EAD after February 16 and have not returned it to USCIS.

Further information in English here. Further information in Spanish here.