Parroquia
San Juan María Vianney
Domingo de La Solemnidad de
La Santísima Sangre de Cristo
Respuestas y lecturas
2022
Si está en su automóvil, sintonice
FM 107.5 para el audio de la Misa,
y deje su vehículo encendido para evitar
quedarse sin carga de batería.
Ritos de Entrada

Yo confieso ante Dios todopoderoso, y ante ustedes, hermanos: que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra, y omisión;

por mi culpa,
por mi culpa,
por mi gran culpa.

Por eso, ruego a Santa María, siempre Virgen,
a los Ángeles, a los Santos, y a ustedes, hermanos,
que intercedan por mí ante Dios, nuestro Señor.
Amén
Celebrante:
Señor ten piedad.

Respuesta:
Señor ten piedad.

Celebrante:
Cristo ten piedad.

Respuesta:
Cristo ten piedad

Celebrante:
Señor ten piedad.

Respuesta:
Señor ten piedad
Gloria
Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica; tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.
Liturgia de la Palabra
Primera Lectura
Gen 14, 18-20 
  
En aquellos días, Melquisedec, rey de Salem, presentó pan y vino, pues era sacerdote del Dios altísimo, y bendijo a Abram, diciendo: “Bendito sea Abram de parte del Dios altísimo, creador de cielos y tierra; y bendito sea el Dios altísimo, que entregó a tus enemigos en tus manos”. 
 
Y Abram le dio el diezmo de todo lo que había rescatado


Palabra de Dios
 
Te alabamos, Señor.

Salmo Responsorial
                    
Salmo 109, 1. 2. 3. 4 
R. (4bc) Tú eres sacerdote para siempre. 

Esto ha dicho el Señor a mi Señor: 
“Siéntate a mi derecha; 
yo haré de tus contrarios el estrado 
donde pongas los pies”. 
 
R. Tú eres sacerdote para siempre. 

Extenderá el Señor desde Sión 
tu cetro poderoso 
y tú dominarás al enemigo. 
 
R. Tú eres sacerdote para siempre.
 
Es tuyo el señorio; 
el día en que naciste 
en los montes sagrados, 
te consagró el Señor antes del alba. 
 
R. Tú eres sacerdote para siempre. 

Juró el Señor y no ha de retractarse: 
“Tú eres sacerdote para siempre. 
como Melquisedec”. 
 
R. Tú eres sacerdote para siempre.


Segunda Lectura: 
1 Cor 11, 23-26 
  
Hermanos: Yo recibí del Señor lo mismo que les he transmitido: Que el Señor Jesús, la noche en que iba a ser entregado, tomó pan en sus manos, y pronunciando la acción de gracias, lo partió y dijo: “Esto es mi cuerpo, que se entrega por ustedes. Hagan esto en memoria mía”. 
 
Lo mismo hizo con el cáliz, después de cenar, diciendo: “Este cáliz es la nueva alianza que se sella con mi sangre. Hagan esto en memoria mía siempre que beban de él”. 
 
Por eso, cada vez que ustedes comen de este pan y beben de este cáliz, proclaman la muerte del Señor, hasta que vuelva. 
 
Palabra De Dios
Response: Te alabamos Señor

Lauda Sion
Al Salvador alabemos,
que es nuestro pastor y guía.
Alabémoslo con himnos
y canciones de alegría.

Alabémoslo sin límites
y con nuestras fuerzas todas;
pues tan grande es el Señor,
que nuestra alabanza es poca.

Gustosos hoy aclamamos
a Cristo, que es nuestro pan,
pues él es el pan de vida,
que nos da vida inmortal.

Doce eran los que cenaban
y les dio pan a los doce.
Doce entonces lo comieron,
y, después, todos los hombres.

Sea plena la alabanza
y llena de alegres cantos;
que nuestra alma se desborde
en todo un concierto santo.

Hoy celebramos con gozo
la gloriosa institución
de este banquete divino,
el banquete del Señor.

Ésta es la nueva Pascua,
Pascua del único Rey,
que termina con la alianza
tan pesada de la ley.

Esto nuevo, siempre nuevo,
es la luz de la verdad,
que sustituye a lo viejo
con reciente claridad.

En aquella última cena
Cristo hizo la maravilla
de dejar a sus amigos
el memorial de su vida.

Enseñados por la Iglesia,
consagramos pan y vino,
que a los hombres nos redimen,
y dan fuerza en el camino.

Es un dogma del cristiano
que el pan se convierte en carne,
y lo que antes era vino
queda convertido en sangre.

Hay cosas que no entendemos,
pues no alcanza la razón;
mas si las vemos con fe,
entrarán al corazón.

Bajo símbolos diversos
y en diferentes figuras,
se esconden ciertas verdades
maravillosas, profundas.

Su sangre es nuestra bebida;
su carne, nuestro alimento;
pero en el pan o en el vino
Cristo está todo completo.

Quien lo come, no lo rompe,
no lo parte ni divide;
él es el todo y la parte;
vivo está en quien lo recibe.

Puede ser tan sólo uno
el que se acerca al altar,
o pueden ser multitudes:
Cristo no se acabará.

Lo comen buenos y malos,
con provecho diferente;
no es lo mismo tener vida
que ser condenado a muerte.

A los malos les da muerte
y a los buenos les da vida.
¡Qué efecto tan diferente
tiene la misma comida!

Si lo parten, no te apures;
sólo parten lo exterior;
en el mínimo fragmento
entero late el Señor.

Cuando parten lo exterior,
sólo parten lo que has visto;
no es una disminución
de la persona de Cristo.

El pan que del cielo baja
es comida de viajeros.
Es un pan para los hijos.
¡No hay que tirarlo a los perros!

Isaac, el inocente,
es figura de este pan,
con el cordero de Pascua
y el misterioso maná.

Ten compasión de nosotros,
buen pastor, pan verdadero.
Apaciéntanos y cuídanos
y condúcenos al cielo.

Todo lo puedes y sabes,
pastor de ovejas, divino.
Concédenos en el cielo
gozar la herencia contigo. Amén.
 
Aclamación antes del Evangelio
Jn 6, 51 
  
R. Aleluya, aleluya. 

Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, dice el Señor; 
el que coma de este pan vivirá para siempre. 

R. Aleluya.


Lectura del Evangelio
Lc 9, 11-17 
En aquel tiempo, Jesús habló del Reino de Dios a la multitud y curó a los enfermos. 
 
Cuando caía la tarde, los doce apóstoles se acercaron a decirle: “Despide a la gente para que vayan a los pueblos y caseríos a buscar alojamiento y comida, porque aquí estamos en un lugar solitario”. Él les contestó: “Denles ustedes de comer”. Pero ellos le replicaron: “No tenemos más que cinco panes y dos pescados; a no ser que vayamos nosotros mismos a comprar víveres para toda esta gente”. Eran como cinco mil varones. 
 
Entonces Jesús dijo a sus discípulos: “Hagan que se sienten en grupos como de cincuenta”. Así lo hicieron, y todos se sentaron. Después Jesús tomó en sus manos los cinco panes y los dos pescados, y levantando su mirada al cielo, pronunció sobre ellos una oración de acción de gracias, los partió y los fue dando a los discípulos para que ellos los distribuyeran entre la gente. 
 
Comieron todos y se saciaron, y de lo que sobró se llenaron doce canastos.

El Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo
Respuesta:  Gloria a ti Señor Jesús
Credo Niceno

Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos:

Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, 

por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y

por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; (Reverencia)

y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, 

y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a, vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. 

Creo en el Espíritu Santo, Seńor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, 

que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro.
Amén.
Oraciones de los Fieles
CELEBRANTE: Nosotros como el Cuerpo de Cristo ofrecemos estas oraciones a nuestro Padre en el Cielo.  

Por nuestra Iglesia... que el misterio de la Eucaristia sea vivido mas plenamente en todos los miembros del Cuerpo de Cristo....por una fe mas grande en la Real Presencia de Jesucristo.... por el renacimiento de la Iglesia a traves del poder de la Eucaristia...
...Oremos al Señor. 
Todos:
Te rogamos Señor óyenos
  
Por nuestro mundo, nuestro pais nuestra ciudad...que Dios en su gran misericordia nos libre de toda division, destruccion, y destitucion por el poder de la Eucaristia... por un mayor respeto y honor a todos los padres que han dado su vida y amor..por la lluvia en California y por el termino a la sequia... ...Oremos al Señor. 
Todos:
Te rogamos Señor óyenos

Por nuestra parroquia, escuela, y nuestra diocesis...damos gracias a todos los padres de San Juan Vianney que ayudaron a construir San Juan Vianney por su fe activa en Jesucristo por 70 años... por todos los padres nuevos y a los futuros padres para que Dios bendiga a sus familias... para que continuemos ofreciendo en la Eucaristia mas vocaciones al Sacerdocio de San Juan Vianney...
...Oremos al Señor. 
Todos:
Te rogamos Señor óyenos
 
Por todos los que han pedido a nuestra parroquia oremos por ellos...  Enedelia Sandoval, Manuel Delgado Junior, Jake Trujillo, Epigmenio Cerqueda,  Lidia Pereira             
...Oremos al Señor. 
Todos:
Te rogamos Señor óyenos
 
Por los que han muerto recientemente ahora los encomendamos a la misericordia del Señor... Abel Martinez, Eufemia Nizama de Ayala, Bertha Rodriguez, Edna Palacio  
...Oremos al Señor. 
Todos:
Te rogamos Señor óyenos
      
En esta Eucaristía recordamos a:    
  
 7:PM      Gil Nuñez+

...Oremos al Señor. 
Todos:
Te rogamos Señor óyenos

  
12:PM    Animas Benditas del Purgatorio, Lauro Peña Senior+, Francisco Peña+,  
Felix Jimenez Maturano+, Jeronimo Oseguera+ y la intención especial 
 de la   Familia Zarate Cárdenas 
...Oremos al Señor. 
Todos:
Te rogamos Señor óyenos

CELEBRANTE:  Dios, nuestro Padre, dirigimos nuestra mirada hacia tu Amado Hijo desde aqui abajo, te rogamos nos envies la  sed de : contemplar tu rostro  y tu luz algun dia y ser bendecido por siempre con el esplendor de tu gloria. Te lo pedimos esto a travez de tu mas Amado Hijo Jesucristo nuestro Señor. 
Amen.

Favor de tomar asiento. Los invitamos a poneror su ofrenda dominical en las canastas azules más cerca de sus asientos o pueden hacer sus ofrendas en línea a través del link abajo.

Para aquellos en autos, por favor encienda sus luces de emergencia, y uno de nuestros acomodadores vendrán a ustedes. Que Dios recompense su generosidad 
Liturgia Eucarística
Celebrante
Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este pan, fruto de la tierra y del trabajo del hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos;
él será para nosotros pan de vida.

Todos
Bendito seas por siempre, Señor.

Celebrante
Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este vino, fruto de la vid y del trabajo del hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos; él será para nosotros bebida de salvación.

Todos
Bendito seas por siempre, Señor.

-------------------------

Celebrante
Oren, hermanos, para que este sacrificio, mío y de ustedes, sea agradable a Dios, Padre todopoderoso.

El pueblo responde
El Señor reciba de tus manos este sacrificio, para alabanza y gloria de su nombre, para nuestro bien y el de toda su santa Iglesia.

Celebrante
... por los siglos de los siglos.

El pueblo aclama
Amén.

------------------------------------

Plegaria Eucarística

Celebrante:
El Señor este con ustedes.

Respuesta:
Y con su Espíritu.

Celebrante:
Levantemos nuestro Corazon.

Respuesta:
Lo tenemos levantado hacia el Señor.

Celebrante:
Demos Gracias a Dios.

Respuesta:
Es justo y necesario. 

Celebrante:
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación......

.... Plegaria Eucarística continua ...


Santo

Santo, santo,
santo es el Señor,
Dios del universo.

Llenos están el cielo
y la tierra de tu gloria.

Hosanna en el cielo.

Bendito el que viene
en el nombre del Señor.

Hosanna en el cielo.
...Plegaria Eucarística continua

...

Celebrante:
Santo eres en verdad, Señor, fuente de toda santidad; por eso te pedimos que santifiques estos dones con la efusión de tu Espíritu, de manera que sean para nosotros Cuerpo y Sangre de Jesucristo, nuestro Señor. El cual, cuando iba a ser entregado a su Pasión, voluntariamente aceptada, tomó pan, dándote gracias, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo:

Tomad y comed todos de él, porque esto es mí Cuerpo, que será entregado por vosotros.

Del mismo modo, acabada la cena,
tomó el cáliz, dando gracias te bendijo,y lo pasó a sus discípulos, diciendo:

Tomad y bebed todos de él, porque éste es el cáliz de mi Sangre, Sangre de la alianza nueva y eterna, que será derramada por vosotros y por todos los hombres para el perdón de los pecados. Haced esto en conmemoración mía.

Celebrante:
Éste es el Sacramento de nuestra fe.

Respuesta:
Anunciamos tu muerte, Proclamamos tu resurrección. ¡Ven Señor Jesús!
Celebrante:
Con Cristo con El y en El, a Tí Dios Padre Omnipotente en la unidad del Espíritu Santo todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos...

Respuesta

Amén, Amén, Amén
Celebrante:
Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos a decir:

Todos:
Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.
Celebrante:
Líbranos de todos los males, Señor,
y concédenos la paz en nuestros días,
para que, ayudados por tu misericordia,
vivamos siempre libres de pecado
y protegidos de toda perturbación,
mientras esperamos la gloriosa venida
de nuestro Salvador Jesucristo.

Todos:
Tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria, por siempre, Señor.

Celebrante:
Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles:
"La paz les dejo, mi paz les doy",
no tengas en cuenta nuestros pecados, sino la fe de tu Iglesia
y, conforme a tu palabra, concédele la paz y la unidad.
Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Todos:
Amén

Celebrante:
La paz del Señor esté siempre con ustedes.

Todos:
Y con tu espíritu.

Diácono o Celebrante:
Dense fraternalmente la paz.
Cordero de Dios

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
danos la paz.


Celebrante:
Éste es el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo. Dichosos los invitados a la
Cena del Señor.

Respuesta:
Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para
sanarme.

Si usted se encuentra en su vehículo y desea comulgar, por favor encienda sus luces de emergencia, y el Sacerdote, Diácono o Ministro Eucarístico le traeran El Santo Cuerpo de Cristo, luego podrá apagar sus luces de emergencia.
Rito de Conclusión

 BENDICION FINAL
Celebrante:
El Señor este con ustedes.

Respuesta: Y con su Espíritu.

Celebrante: La Bendición de Dios Padre todo Poderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes.

Respuesta: Amen. 
DESPEDIDA
Celebrante o Diácono:
Despedida


Respuesta: Demos Gracias al Señor
408-258-7832 | sjvnews.net