"La educación Financiera es una creciente preocupación dado el estado de la economía de los Estados Unidos en los últimos cinco años. La recesión nos ha llevado a un alto desempleo, ejecuciones hipotecarias, deudas personales y nacionales, inflación e incertidumbre financiera. Para poder entender apropiadamente estos conceptos y prepararlos para su futuro financiero, la juventud de hoy necesita una comprensión sólida y manejo del dinero y economía apropiados para su edad. Esto es de especial importancia dado el hecho de que la educación financiera no es actualmente un componente estándar dentro del currículo de la educación de K−12 en los Estados Unidos , por consiguiente la responsabilidad de la enseñanza de estás habilidades ha caído sobre los padres, familias y programas fuera de la escuela."