15 de Junio de 2020
La Propuesta Suizo-Ghaniana Sobre Los Desechos Electrónicos: No Resuelve el Problema Real de los Desechos Electrónicos
La Red de Acción de Basilea (BAN por sus siglas en inglés) revisó la propuesta reciente presentada por Suiza y Ghana de incluir los residuos electrónicos no peligrosos en el Anexo II. Aunque apreciamos todos los esfuerzos que se realicen por mejorar los controles sobre los residuos electrónicos, lamentamos tener que informar que la propuesta de estos dos países, tal cual se encuentra, no aborda la actual crisis de los residuos electrónicos que se vive en los países en desarrollo.  Más aún, además está en conflicto con la intención y el propósito de la Enmienda de Prohibición (the Ban Amendment) que recientemente entró en vigor y que actualmente forma parte del Convenio.  
 
Sin embargo, es muy importante señalar que se puede modificar la propuesta suizo-ghaniana para que haga lo correcto y elimine los vacíos legales referentes al control de los residuos electrónicos que tanto daño causan a los países en desarrollo. Estos vacíos legales permiten que los comerciantes exporten aparatos electrónicos tóxicos que no se encuentre en funcionamiento bajo la categoría de "no-residuos" sencillamente por medio de expresar la intención de reparar los aparatos. Esta es el ignominioso "vacío legal referente a productos reparables" desglosado en las Directrices Técnicas sobre el Movimiento Transfronterizo de Residuos Electrónicos en su párrafo 32(b). Esta laguna jurídica es extremadamente peligrosa, ya que se puede argumentar que cualquier aparato usado es reparable, con lo cual se crea un vacío legal enorme que permite que se pueda comerciar libremente este tipo de aparatos peligrosos fuera de los procedimientos de control impuestos por el Convenio de Basilea. 
Trabajadores adolescentes de los barrios marginales de Agbogbloshie quemando desechos electrónicos, exportados como equipo "reparable" sin controles de importación, en Accra, Ghana. Un estudio de IPEN / ARNIKA publicado el año pasado reveló los niveles más altos de dioxinas bromadas jamás registradas en huevos de gallina, consumidos en esta comunidad. La propuesta suizo-ghanesa, tal como está, no evitaría tales importaciones perjudiciales. Copyright BAN.

Hasta este momento, este "vacío legal referente a productos reparables" que se ha identificado, ha evitado que se lleguen a adoptar las Directrices Técnicas provisionales. Muchos países no están de acuerdo con esta laguna jurídica ya que todos los días acosa a los países en desarrollo en Latinoamérica, África y Asia.  

No es que estos países sufran el acoso por parte de exportadores que argumentan que los residuos electrónicos sean "no peligrosos". No, los comerciantes que desean verter aparatos tóxicos descompuestos de alta responsabilidad en países en desarrollo no caracterizan a esos aparatos como "no-peligrosos" sino más bien como "no-residuales". Casi todos los residuos electrónicos se consideran peligrosos y, afirmar lo contrario, implicaría someter los residuos a pruebas extremadamente costosas. ¿Por qué querría un comerciante pasar por la molestia de comprobar o argumentar que algún aparato es no peligroso cuando es mucho más fácil sencillamente argumentar que se trata de un aparato que se va a reparar y, por lo tanto, que no es residuo? Mientras tanto, la problemática que aborda la propuesta suizo-ghaniana -es decir, los residuos electrónicos no peligrosos- en gran medida es un problema inexistente. 
 
Más bien, lo que se necesita con urgencia es una propuesta modificada que haga que los peligrosos productos electrónicos que no funcionan se sometan a los procedimientos de control del Convenio de Basilea referentes al consentimiento previo informado. ¿Por qué tomaríamos medidas para empezar a controlar residuos electrónicos no peligrosos mientras permitimos que fluyan los residuos tóxicos actuales sin impedimento alguno so pretexto de que no son residuos? 
 
BAN ha preparado un documento que incluye una evaluación detallada de este asunto, así como una propuesta para modificar la propuesta suizo-ghaniana - a fin de asegurar que, además de lo que se propone, se incluya también la cuestión de los aparatos descompuestos que no funcionan. Favor de picar aquí para descargar este documento. 

Les agradecemos su atención a este asunto tan importante. Si están de acuerdo con nosotros, por favor hágannoslo saber. Por otro lado, les instamos a trabajar en sus regiones por proponerles a los gobiernos de Ghana y Suiza que modifiquen su propuesta para asegurar que los aparatos peligrosos que ya no funcionan, además de los residuos electrónicos no peligrosos se incluyan bajo el Anexo II y, de esta manera, queden bajo el control adecuado del Convenio de Basilea tal cual es la intención original de este Convenio.


FIN
Sobre la Red de Acción de Basile

Fundada en 1997, la Red de Acción de Basilea (Basel Action Network/BAN) es una organización sin fines de lucro con carácter caritativo 501(c)3 de Estados Unidos, con sede en Seattle, estado de Washington. BAN es la única organización del mundo que se enfoca en enfrentar la justicia ambiental global y la ineficiencia económica del comercio de sustancias tóxicas y sus impactos devastadores. Actualmente, BAN actúa como centro de intercambio de información en materia del comercio de desechos, para periodistas, académicos y el público general. A través de su trabajo de investigación, BAN puso al descubierto la tragedia del vertido de desechos electrónicos peligrosos en países en desarrollo. Para más información, visite:   www.BAN.org .