Esta mañana, lunes 21 de septiembre, el Departamento de Salud del Estado informó que los casos de COVID-19 en el condado de Miami-Dade superaron los 167,000 y más de 3,000 personas en nuestro condado han fallecido debido al virus.

Analicemos los números. Seguimos avanzando lentamente en la dirección correcta. Nuestros casos positivos diarios están en la vecindad de 450 o menos cada día, y el número de enfermos que necesitan hospitalización permanece por debajo de 50 durante los últimos días. Además, nuestra tasa de positividad también ha estado por debajo del 5% durante la última semana. Así que vamos a discutir a acerca de lo que podemos aprender de estos datos y responder a algunas preguntas obvias acerca de lo sigue.

En primer lugar, afortunadamente, estos son números mucho mejores de los que hemos visto en algunos meses. Así que tenemos una razón para ser optimistas. Y puede esperar que el Condado comience a abrir más elementos de nuestra economía. Pero los números de hoy también son ligeramente peores que los que experimentamos la última vez que reabrimos en mayo, cuando, si recuerdan, el aumento que siguió fue enorme. Ese aumento solo afectó más a nuestra economía, nos hizo retroceder meses y deshizo muchos de los avances que habíamos logrado contra el virus.

Entonces, ¿me preocupa que nuestra reapertura pueda resultar en otro aumento? Sería irresponsable no preocuparse. Sospecho que muchos de ustedes también...lo que es bueno, porque significa que estamos abordando esta reapertura con cautela y recordando las lecciones aprendidas. En particular, cuando abrimos en mayo, no teníamos un mandato de máscara. Esta y otras medidas han marcado la diferencia en el control del virus. 

Además, nuestro programa de seguimiento de contactos, aunque sigue teniendo un rendimiento inferior, está mucho mejor dotado de personal que antes. También hemos aprendido lo importante que es reabrir por fases. Para que podamos ver si podemos controlar las oleadas del virus. Entonces, mientras podamos recuperar la normalidad de nuestras vidas, debemos ser inteligentes. Siga todas las mismas pautas, especialmente máscaras y distanciamiento.

Si desea hacerse la prueba, continuaremos teniendo un centro de pruebas en el Centro de Convenciones, pero el estado no renueva el contrato de arrendamiento del hospital de campaña después de su período actual que termina el 7 de octubre.

Todos los días escucho la frustración y el cansancio de nuestra comunidad. Leo todos los correos electrónicos y mensajes de texto y acepto todas las llamadas telefónicas. La gente quiere ver a sus nietos y simplemente cenar con amigos. Es comprensible que muchos estén desesperados por volver al trabajo ya que el impacto ha sido muy duro, especialmente para nuestra industria hotelera.

Algunos creen que deberíamos abrir todo y lidiar con esto. Algunos apuntan a comentarios en facebook o artículos que abogan por un enfoque diferente, o piensan que hay que dejar que el virus circule en nuestra comunidad, de modo que desarrollamos lo que se conoce como “inmunidad en manada”. 

Por favor, no se basen en información que confirma un resultado que todos nos gustaría ver, pero no es basado en hechos factuales. Los datos aquí en Miami Dade, nuestra experiencia y nuestros médicos y profesionales de la salud confirman que debemos ser cautelosos.

Considere que cuando reabrimos sin la precaución suficiente y se implementaron estas contramedidas, una cantidad insondable de personas murieron. En la fecha de nuestra última reapertura, el 18 de mayo, habían fallecido 566 residentes de Miami Dade. En el tiempo transcurrido desde esa reapertura, casi 2500 personas más han muerto, casi 5 veces más en aproximadamente la misma cantidad de tiempo. Pero cuando restablecimos el toque de queda y algunos cierres, y el uso obligatorio de máscaras, los números descendieron lento pero decisivamente. Entonces sabemos que las medidas que implementamos funcionaron y redujeron la enfermedad. La precaución funcionó.

Nuestros expertos han explicado las matemáticas. Por cada 100 personas hospitalizadas, casi un tercio estarán tan enfermas que terminarán en cuidados intensivos. Y alrededor del 40-70% de ese grupo morirá. Eso significa que de las 319 personas que necesitaron ingresar a hospitales en nuestro condado la semana pasada, podemos esperar que alrededor de 60 de ellas no sobrevivan. Y nuestros expertos en salud nos dicen de manera uniforme que, si dejamos que se propague por la comunidad para tratar de desarrollar la inmunidad en "manada", los resultados serían asombrosos. Una estimación conservadora sitúa el número en 14.000 muertes adicionales solo en Miami-Dade.

La precaución también ha salvado vidas porque en los últimos 6 meses las terapias y los tratamientos han mejorado. Preferiría contraer el virus en 3 meses que hace 3 meses. Las tasas de supervivencia, incluso sin vacuna, son notablemente mejores. Por lo tanto, cuanto más tiempo la gente pueda pasar sin enfermarse, mejores serán los resultados.

Así, a medida que lentamente volvamos a abrir, y avanzamos en la segunda fase, seamos inteligentes y aprendamos de nuestro pasado. Use la máscara. No trate la reapertura como que todo está bien. Tenga cuidado.

Ahora, un informe rápido sobre algunos sucesos no relacionados con COVID en la ciudad. Hace unos 3 meses le pedí a nuestro equipo de la Ciudad que recopilara todas las ideas que deberíamos considerar para acelerar la transformación de nuestro Distrito de Entretenimiento en un verdadero Distrito Cultural Art-Deco. El jueves, la Comisión realizó un taller en el que presentamos decenas de medidas e ideas destinadas a lograr esta reinvención.

Algunas de las ideas se referían a la vigilancia policial y la venta de licores, en un esfuerzo por disminuir el ambiente de " todo vale " que actualmente define el distrito, pero muchas otras ideas se abordaron cómo alterar la esencial del distrito a través de incentivos, la estructura de las calles y programación que define el área. Revisamos nuevas ideas para peatonalizar Ocean Drive y cambiar el paisaje urbano de Washington Avenue. Muchas ideas se centraron en cómo activar más eventos culturales para mostrarles al mundo quiénes somos. Se presentaron cambios de zonificación que permitirían a los hoteles y negocios diversificar la economía y las industrias que desencadenarían la transformación.

Le he pedido a mis colegas que sean audaces, porque cualquier cosa menos no funcionara. Necesitamos que este distrito sea un lugar para todos. Turistas, residentes, familias. Es un lugar demasiado especial para seguir como esta. Así que estén atentos.

Finalmente, el pasado fin de semana, los judíos de todo el mundo celebraron Rosh Hashanah, el Año Nuevo judío 5781. Es un momento para reflexionar y renovarse. Este año nos ha dado muchas razones para hacer ambas cosas. Si bien hemos visto mucha desesperación y dolor, también hemos visto demostraciones increíbles de valentía y amabilidad, especialmente de muchos de nuestros profesionales médicos que realmente se han desempeñado como héroes de nuestra comunidad.

Así que gracias por su amabilidad, su paciencia y su sacrificio. Mantente saludable y en casa. Shana Tova.

Dan