Continue deplazándose hacia abajo para ver la versión en español.
Volume 67 | April 18, 2020
Dear parents and guardians,

As school closures continue, we are all grappling with the potential added stress of distance learning under the conditions of our “new normal.” This added level of stress can be felt by students, parents and guardians. We know that distance learning can present special challenges under these extremely unusual circumstances. The central administration, building leaders and our wonderful teachers are doing what they can to address stress and anxiety, but the absence of day-to-day interactions makes observing students and their social and emotional health a challenge.

Today, we would like to share signs your child is too stressed and how to best address this issue. It is important to observe your child for these signs. Some students will not communicate their distress and if left undetected it could impact your child negatively even after the Coronavirus (COVID-19) crisis passes. We are here to help and to ensure that our students are supported to the degree needed on a case by case basis.

These are ten signs your child is too stressed:

  1. Changes in appetite. Students who are stressed may often have changes in their appetite. They may overeat or eat too little. Watch for signs your child’s appetite has changed.
  2. Withdrawal from activities and friends.  If your child is not interacting with friends over the phone, FaceTime or through other technology you should ask why. Some children may feel isolated and socially excluded. Help your child reach out to friends and set up virtual games and chats. Of course, you should be aware if your child is showing unusual signs of withdrawal from normal family interaction as well.
  3. Irritability and impatience. If your child behaves in ways that are not in line with the person you have always known, this may be a sign of elevated stress. Is your child exhibiting anger, impatience or acting with passive aggression? These could be signs your child is stressed out.
  4. Bedwetting.  This sign only applies if bedwetting is a new issue. This could be a sign of stress. Children who sleep late or eat unhealthy snacks may be more prone to exhibiting this problem when stressed.
  5. Sleep problems.  Although it is very difficult to maintain a stable schedule, it is important. Children who are off schedule and stressed could suffer from sleep problems. They may oversleep, may have issues sleeping or may even have nightmares.
  6. Attempts to get out of schoolwork.  If your child is usually interested and engaged in schoolwork and starts to show signs of being reluctant to do their work, this maybe a sign they are stressed. Rather than directing those to work, ask them why they are not eager to do it themselves.
  7. Unusual and unexplained crying spells.  Is your child bursting into tears? Is your child very emotional about issues that would usually not impact your child in that way? This could be a sign of stress.
  8. Stomach aches and digestive problems can be a sign of stress. 
  9. Excessive worry and negative thoughts can be a sign of stress. 
  10. Drop in grades A drop in grades can be a sign of stress and can further compound stress. Some children are very concerned about grades and their parent’s reaction to grades. Please remember that if a student is stressed, criticizing grades will not help. Students need support.

What can you do if your child is stressed and needs help?

The first step in helping a student who’s dealing with stress is to recognize the symptoms. Once you have, here are a few ways to help your child:

  1. Discuss your concern with your child’s teacher.
  2. Communicate with your child. Listen to their concerns and provide support.
  3. Ask to speak to your school guidance counselor or social worker if you are concerned that your child needs additional supports.
  4. Work to help your child form social connections through technology.
  5. Take walks with your child.
  6. Take time to rest and relax as a family.
  7. Ask for help. If you need help and feel lost or alone or are in need of support, contact Dr. Anthony Bongo at abongo@nredlearn.org or by text at (914) 336-7800, or contact your own source for psychological or medical guidance. Dr. Bongo is available to both students and their family members who need support.

We are here for you.

Thank you,
Sincerely,
Dr. Laura Feijóo
Superintendent
Queridos padres y guardianes,

A medida que continúan los cierres de escuelas, todos estamos lidiando con el posible estrés adicional del aprendizaje a distancia en las condiciones de nuestra "nueva normalidad". Los estudiantes, padres y tutores pueden sentir este nivel adicional de estrés. Sabemos que el aprendizaje a distancia puede presentar desafíos especiales en estas circunstancias extremadamente inusuales. La administración central, los líderes del edificio y nuestros maravillosos maestros están haciendo todo lo posible para abordar el estrés y la ansiedad, pero la ausencia de interacciones cotidianas hace que observar a los estudiantes y su salud social y emocional sea un desafío.

Hoy, nos gustaría compartir signos de que su hijo está demasiado estresado y cómo abordar mejor este problema. Es importante observar a su hijo en busca de estos signos. Algunos estudiantes no comunicarán su angustia y, si no se detecta, podría afectar negativamente a su hijo incluso después de que pase la crisis del Coronavirus (COVID-19). Estamos aquí para ayudar y asegurar que nuestros estudiantes reciban el apoyo necesario para el grado que necesiten caso por caso.

Estas son diez señales de que su hijo está demasiado estresado:

  1. Cambios en el apetito. Los estudiantes que están estresados ​​a menudo pueden tener cambios en su apetito. Pueden comer en exceso o comer muy poco. Esté atento a las señales que han cambiado el apetito de su hijo.
  2. Retirada de actividades y amigos. Si su hijo no está interactuando con amigos por teléfono, FaceTime o por otra tecnología, debe preguntar por qué. Algunos niños pueden sentirse aislados y socialmente excluidos. Ayude a su hijo a comunicarse con amigos y configurar juegos virtuales y chats. Por supuesto, debe saber si su hijo también muestra signos inusuales de abstinencia de la interacción familiar normal.
  3. Irritabilidad e impaciencia. Si su hijo se comporta de manera que no está en línea con la persona que siempre ha conocido, esto puede ser un signo de estrés elevado. ¿Su hijo exhibe enojo, impaciencia o actúa con agresión pasiva? Estos podrían ser signos de que su hijo está estresado.
  4. Mojar la cama. Este signo solo se aplica si la enuresis es un problema nuevo. Esto podría ser un signo de estrés. Los niños que duermen tarde o comen bocadillos poco saludables pueden ser más propensos a presentar este problema cuando están estresados.
  5. Problemas de sueño. Aunque es muy difícil mantener un horario estable, es importante. Los niños que están fuera de horario y estresados ​​pueden sufrir problemas de sueño. Pueden quedarse dormidos, pueden tener problemas para dormir o incluso pueden tener pesadillas.
  6. Intentos de salir del trabajo escolar. Si su hijo generalmente está interesado y comprometido en el trabajo escolar y comienza a mostrar signos de renuencia a hacer su trabajo, esto puede ser una señal de que está estresado. En lugar de dirigirlos a trabajar, pregúnteles por qué no están ansiosos por hacerlo ellos mismos.
  7. Hechizos de llanto inusuales e inexplicables. ¿Está su hijo estallando en lágrimas? ¿Está muy emocionado su hijo por problemas que generalmente no afectarían a su hijo de esa manera? Esto podría ser un signo de estrés.
  8. Los dolores de estómago y los problemas digestivos pueden ser un signo de estrés.
  9. La preocupación excesiva y los pensamientos negativos pueden ser un signo de estrés.
  10. Una caída en las calificaciones puede ser un signo de estrés y puede agravar aún más el estrés. Algunos niños están muy preocupados por las calificaciones y la reacción de sus padres a las calificaciones. Recuerde que si un estudiante está estresado, criticar las calificaciones no ayudará. Los estudiantes necesitan apoyo.

¿Qué puede hacer si su hijo está estresado y necesita ayuda?

El primer paso para ayudar a un estudiante que está lidiando con el estrés es reconocer los síntomas. Una vez que lo haya hecho, aquí hay algunas maneras de ayudar a su hijo:

  1. Discuta su preocupación con el maestro de su hijo.
  2. Comuníquese con su hijo. Escuche sus inquietudes y brinde apoyo.
  3. Pida hablar con su consejero escolar o trabajador social si le preocupa que su hijo necesite apoyos adicionales.
  4. Trabaje para ayudar a su hijo a formar conexiones sociales a través de la tecnología.
  5. Salga a caminar con su hijo.
  6. Tómese el tiempo para descansar y relajarse en familia.
  7. Pide ayuda. Si necesita ayuda y se siente perdido o solo o necesita apoyo, comuníquese con el Dr. Anthony Bongo en abongo@nredlearn.org o envíe un mensaje de texto al (914) 336-7800, o comuníquese con su propia fuente para obtener orientación psicológica o médica. El Dr. Bongo está disponible para los estudiantes y sus familiares que necesitan apoyo.

Estamos aquí para ti.

Gracias,
Atentamente,
Dra. Laura Feijóo
Superintendente
Contact the Superintendent at lfeijoo@nredlearn.org or (914) 576-4200.