• Apoyar la expansión de los programas de lenguaje dual, que actualmente atienden solo a 1 de cada 5 estudiantes bilingües emergentes.

Incrementar el número de maestros certificados de educación bilingüe. Texas tiene una grave escasez de maestros certificados bilingües y de ESL. El estado necesita abordar la escasez de maestros de educación bilingüe certificados para poder expandir los programas de educación bilingüe en todos los distritos y niveles de grado. 

Recopilar e informar datos sobre la cantidad de estudiantes que se gradúan bilingües o multilingües a través del Sello de Alfabetización Bilingüe. En los distritos donde se ofrece, el Sello de alfabetización bilingüe designa a los estudiantes que se han vuelto bilingües y biletrados en todas las materias académicas.

Involucrar a las familias y las partes interesadas de la comunidad a lo largo del plan. Crear un plan estatal de banda ancha y tecnología que satisfaga las necesidades de los estudiantes bilingües emergentes.

• Cambiar el lenguaje estatutario para "estudiantes de inglés" a "estudiantes bilingües emergentes" para priorizar la importancia del bilingüismo sobre un enfoque de solo inglés.

Pausar los requisitos de responsabilidad para las evaluaciones para la primavera de 2021, como las pruebas del Sistema de dominio del idioma inglés de Texas (TELPAS). Alentamos a los distritos a continuar monitoreando el aprendizaje de los estudiantes bilingües emergentes (aprendices de inglés) a través de evaluaciones formativas locales que no están vinculadas a los requisitos estatales o las consecuencias del sistema de responsabilidad y se administran durante una ventana de evaluación extendida.

• Establecer pautas claras para que TEA monitoree e informe sobre los datos relacionados con la pandemia.