PARA VER TODO EL CORREO HAGA
Un Curso Sobre Milagros
edición original
Una mente dispuesta a extender milagros es una mente que está
preparada para extenderlos.

Estar preparado significa que todo el tiempo deberías mantener tus percepciones en forma acertada, de manera de estar
todo el tiempo preparado, deseoso y capaz de extender milagros.

Lo esencial en cuanto a "escucha, aprende y actúa" es lo siguiente:

debes estar preparado para escuchar, dispuesto a aprender
y ser capaz de hacerlo. pár 75

UCSM TEXTO
PRINCIPIOS DE LOS MILAGROS


Un Curso Sobre Milagros
edición original
Libro de Lecciones
P A R T E 1
L E C C I Ó N 10
Mis pensamientos1
no significan nada2.
L10.1 1 Esta idea es aplicable a todos los pensamientos que conciencias o empiezas a concienciar durante las prácticas. 2 El motivo de que la idea pueda aplicarse a todos ellos es que no son tus pensamientos reales3. 3 Hemos hecho esta distinción con anterioridad, y volveremos a ella más adelante. 4 Todavía no tienes una base para comparar. 5 Cuando la tengas, no te cabrá la menor duda de que los que una vez creíste que eran tus pensamientos, no significaban nada.
1 … pensados con el ego
 
2 Significado, con mayúscula es, en la eterna Unicidad, el de la relación de Amor de Dios con Nosotros, como Almas, Una en Cristo, Su único Hijo, en perfectas paz y alegría. En minúscula, cuando pensamos con el Espíritu Santo, significado es el reflejo aquí de ese eterno Significado y, cuando pensamos con el ego, es el significado que damos aquí a nuestra existencia separada, según las leyes de este mundo. Ver T2.2 [21], T2.6, T7.5 [26], T7.6 [46], T30.8, L14
 
3 … los que vas a pensar con el Espíritu Santo, si aceptas las enseñanzas de este Curso, empezando por aceptar EL Redimir para ti mismo: Aceptar para ti mismo el Redimir, siempre con mayúscula, es el camino de regreso a la Unicidad de Dios de la Que quieres creer que nunca te separaste. La 1ª etapa comienza cuando, frente al caos existencial regido por las leyes de la evolución y la escasez y el miedo que experimentas a diario, conciencias que anhelas vivir de otra manera que un cuerpo, separado de los demás cuerpos, que lleva una vida sin otro significado que el de sobrevivir lo mejor y lo más largo posible. La 2ª etapa consiste en observar que frente al especialismo habitual de tu ego, a veces, también te llegan impulsos compasivos, de compartir y de amistad desinteresada. 3ª etapa: Sin otras pruebas que ese anhelo y esos impulsos a favor de los demás, debes decidir si quieres creer que éstos tienen un origen divino o, más bien, que son un error de la evolución. Si te decides por la evolución, tu motivación para convertir esos impulsos en hechos concretos te vendrá de la ética o altruismo que adoptes. 4ª etapa. En cambio, si mediante un acto de fe, aceptas que su origen pueda ser divino, también querrás creer que hay otra vida fuera del tiempo y del espacio, en la que tu Alma es Una con todas las demás Almas en Cristo, el Hijo único de Dios. Este querer creer (hasta lograr creer) debería motivarte a pensar cada vez más con el Espíritu Santo, y cada vez menos con tu ego. En la última y 5ª etapa, el Espíritu Santo te enseñará cómo no juzgar, perdonar y extender milagros y, así, en instantes santos en tu fuero interno, accederás a la visión de Cristo en el mundo real, que es la meta de nuestro viaje. Ver T3.3, T5.3, T11.9 [84], T20, L139, M28
P A R T E 1
L E C C I Ó N 10
pár 2-3
L10.2 6 Ésta es la segunda vez que usamos este tipo de idea. 7 Sólo la forma es ligeramente distinta. 8 Esta vez la idea se introduce con "Mis pensamientos" en lugar de "Estos pensamientos", y no se establece expresamente ningún vínculo con las cosas que hay a tu alrededor. 9 Lo que enfatizamos ahora es la falta de realidad4 de lo que piensas que piensas.
L10.3 10 Este aspecto del proceso de corrección comenzó con la idea de que los pensamientos de los que eres consciente no significan nada y que se encuentran fuera y no dentro de tu fuero interno; luego, se subrayó el hecho de que se refieren al pasado y no al presente. 11 Ahora, hacemos hincapié en que la presencia de esos "pensamientos" significa que realmente no estás pensando5. 12 Esto es simplemente otra forma de repetir nuestra afirmación previa de que tu mente está realmente en blanco. 13 Reconocer esto es reconocer la nada cuando piensas que la ves. 14 Como tal, es el prerrequisito para obtener la visión6.
4 La Realidad, con mayúscula, significa la infinita y eterna Unicidad de Dios, en la Cual, todos nosotros, sin excepción, cual Almas unificadas como Una en Cristo, Su único Hijo, somos Uno con Nuestro Padre, compartiendo con Él Su Amor, el Espíritu Santo. Algunos de sus sinónimos son: Cielo, Eternidad, Reino, Reino de los Cielos, Universo. En minúscula, realidad significa la ilusión de la separación, la realidad del tiempo y del espacio y de todo lo que éstos contienen, regidos como están por las leyes de la evolución y escasez que hicimos, realidad en la que habitualmente creemos, percibimos, pensamos y actuamos con el ego. Pero cuando decidimos pensar con el Espíritu Santo, estudiamos y aplicamos el Curso, podemos trascender esta realidad en nuestro fuero interno, ingresando al mundo real, que es el reflejo aquí de la eterna Realidad. Ver T8.10, T11.4, T11.9, T18, T30.9
 
5 ... porque en la Realidad sólo piensas Amor con el Espíritu Santo.
 
6 La visión de Cristo es, en un instante santo en mi fuero interno, la que mira más allá del cuerpo de la persona que quiero perdonar y, cuando logro acceder al mundo real, ve su Alma perfecta y eterna, Una con La mía, en la experiencia de Cristo, nuestra verdadera Identidad. Basado en esa experiencia, cada vez que decida pensar con el Espíritu Santo, es decir, pensar con mi mente acertada, voy a percibir el mundo de otra manera, en la que, en mi fuero interno, no hay nada que no justifique perdonar completamente, extender los milagros que sugiera el Espíritu Santo y unirme a esa y otras personas, en relaciones santas. Ver T11.7, T12.5 [42]
P A R T E 1
L E C C I Ó N 10
pár 4-9
L10.4 15 Cierra los ojos durante estos ejercicios, y empieza repitiendo la idea de hoy muy lentamente en tu fuero interior. 16 Luego añade:

L10.5 17 Esta idea me ayudará a liberarme de todo lo que creo ahora.

L10.6 18 Estos ejercicios consisten —igual que los anteriores— en buscar en tu mente todos los pensamientos que puedas encontrar, sin seleccionarlos ni juzgarlos. 19 Trata de evitar cualquier tipo de clasificación. 20 De hecho, si te resulta útil, puedes imaginarte que estás viendo pasar una procesión de pensamientos extrañamente variada, que tienen muy poco o ningún significado personal para ti. 21 A medida que cada uno de ellos cruce tu mente, di:

L10.7 22 Mi pensamiento acerca de ____ no significa nada. 23 Mi pensamiento acerca de ____ no significa nada.

L10.8 24 Obviamente, la idea de hoy puede servir para cualquier pensamiento que te perturbe en cualquier momento. 25 Además, se recomienda hacer cinco prácticas de búsqueda en tu mente, cada una con una duración de un minuto aproximadamente. 26 No es recomendable alargar este período de tiempo que, en caso de experimentar incomodidad, debería reducirse a medio minuto o menos. 27 No obstante, acuérdate de repetir lentamente la idea antes de aplicarla concretamente, así como de añadir:

L10.9 28 Esta idea me ayudará a liberarme de todo lo que ahora creo.


Un Curso Sobre Milagros
edición original
TEXTO

Capítulo 1
 LOS MILAGROS    

T1.1 PRINCIPIOS DE
LOS MILAGROS pár 71-81
T1.1.44 [71] 1 Los milagros surgen de un estado mental milagroso. 2 Al ser único, este estado mental alcanza a cualquiera, aun sin que lo concientice el mismo que extiende milagros. 3 La naturaleza impersonal del milagro se debe a que el Redimir1 es uno solo, y une a todas las creaciones2 con Su Creador.

T1.1.45 [72] 1 El milagro es una expresión de haber concienciado internamente a Cristo, y de la aceptación de Su Redimir. 2 Entonces, la mente se encuentra en estado de gracia3 y, naturalmente, da la bienvenida tanto al Huésped Que lleva en su fuero interno4 como al desconocido que está afuera. 3 Al incorporar al desconocido a tu fuero interno5, éste se convierte en tu hermano.

T1.1.46 [73] 1 Un milagro nunca se pierde. 2 Puede conmover a muchas personas que ni siquiera conoces, y producir cambios inimaginables en situaciones que ni siquiera conciencias.
1 El Redimir, siempre con mayúscula, es el camino de regreso a la Unicidad de Dios de la Que queremos creer que nunca nos hemos separado. La 1ª etapa comienza cuando, frente al caos existencial regido por las leyes de la evolución y la escasez y el miedo que experimento a diario, conciencio que anhelo vivir de otra manera que un cuerpo, separado de los demás cuerpos, que lleva una vida sin otro significado que el de sobrevivir lo mejor y lo más largo posible. La 2ª etapa consiste en observar que frente al especialismo habitual de mi ego, a veces, también me llegan impulsos compasivos, de compartir y de amistad desinteresada. 3ª etapa: Sin otras pruebas que ese anhelo y esos impulsos a favor de los demás, debo decidir si quiero creer que éstos tienen origen divino o, más bien, que son un error de la evolución. Si me decido por la evolución, mi motivación para convertir esos impulsos en hechos concretos me vendrá de la ética que adopte. 4ª etapa. En cambio, si mediante un acto de fe, acepto que su origen pueda ser divino, también querré creer que hay otra vida fuera del tiempo y del espacio, en la que mi Alma está unificada con todas las demás Almas como Una en Cristo, el Hijo único de Dios. Este querer creer debería motivarme a pensar cada vez más con el Espíritu Santo, y cada vez menos con mi ego. En la última y 5ª etapa, el Espíritu Santo me enseñará cómo no juzgar, perdonar y extender milagros y, así, en instantes santos en mi fuero interno, accederé a la visión de Cristo en el mundo real, que es la meta de nuestro viaje. Ver T3.3, T5.3, T11.9 [84], T20, L139, M28
 
2 Las creaciones, aquí, en minúscula, cuando pensamos con el Espíritu Santo, son las que producimos —cuando perdonamos al otro, a los otros, y extendemos los milagros que nos sugiere el Espíritu Santo— como un reflejo de las Creaciones que creamos como Uno con y en Dios, en el Cielo. Y, cuando pensamos con el ego —según el Curso— no "creamos" sino que "hacemos," de acuerdo con las leyes de este mundo. Ver T1.1.24 [27], T1.1.44 [71], T14.5 [45]
 
3 El Estado de Gracia (o Gracia), con mayúscula, es nuestro Estado natural de perfectas paz y alegría en el eterno Presente de la Unicidad de Dios, en La que todos —como las Almas perfectas y eternas que realmente somos— estamos unificados como Uno en Cristo, Su único Hijo. En minúscula, estado de gracia (o gracia), aquí: 1) es el reflejo de ese eterno Estado natural de paz y alegría que experimentamos en nuestro fuero interno, cuando dejamos de juzgar, perdonamos y extendemos los milagros que nos sugiere el Espíritu Santo; 2) es la respuesta que restaura 2.1) todas las memorias que la mente que duerme había olvidado y, 2.2) toda la certeza acerca del significado del Amor; 3) es la aceptación del Amor de Dios en un mundo donde aparentemente se odia y se tiene miedo. Ver T3.3 [24], T7.12 [108], L168
 
4 … al Espíritu Santo…
 
5 … como Cristo…
T1.1 PRINCIPIOS DE
LOS MILAGROS
pár 74
T1.1.46 [74] 3 Eso no debe preocuparte. 4 El milagro6 siempre te bendecirá. 5 Los milagros que no se te ha pedido que extiendas no han perdido su valor. 6 Siguen siendo expresiones de tu propio estado de gracia, pero el acto relacionado con el milagro debería ser controlado por Cristo, dada Su completa concienciación del plan en su totalidad. 7 La naturaleza impersonal de la mente7 dispuesta a extender milagros asegura tu gracia, pero únicamente Cristo está en posición de conocer dónde puede dotarse la gracia.
6 … sin importar a quien y como lo extiendas
 
7 … es decir, desinteresada, quiere simplemente dar sin esperar nada a cambio…
T1.1 PRINCIPIOS DE
LOS MILAGROS
pár 75-77
T1.1.47 [75] 1 Una mente dispuesta a extender milagros es una mente que está preparada para extenderlos. 2 Estar preparado significa que todo el tiempo deberías mantener tus percepciones en forma acertada, de manera de estar todo el tiempo preparado, deseoso y capaz de extender milagros. 3 Lo esencial en cuanto a "escucha, aprende y actúa" es lo siguiente: 4 debes estar preparado para escuchar, dispuesto a aprender y ser capaz de hacerlo. 5 Sólo el último paso es involuntario, porque se trata de la extensión de milagros que debe ser controlada por Cristo. 6 Los otros dos pasos —que son los aspectos voluntarios de la mente que piensa en milagros— son responsabilidad tuya.

T1.1.48 [76] 1 El asombro reverencial no es una respuesta apropiada ante un milagro.

T1.1.48 [77] 2 La revelación8 es literalmente inexpresable porque es una experiencia de inexpresable Amor. 3 El asombro reverencial debería reservarse únicamente para la revelación, a la que se puede aplicar perfecta y acertadamente. 4 No es una reacción apropiada hacia los milagros, porque un estado de asombro reverencial es un estado de adoración. 5 Ello implica que uno de rango inferior está postrado ante uno de rango superior. 6 Esto se da únicamente cuando un Alma está postrada ante Su Creador. 7 Las Almas son Creaciones perfectas y experimentan asombro reverencial únicamente ante la Presencia del Creador de la Perfección.
8 La revelación es aquí, una experiencia intensamente personal, que no emana del consciente, de una comunicación de Dios hacia nosotros por medio del Espíritu Santo, en la que brevemente se refleja el conocimiento de la forma original de Comunicación entre Dios y Sus Almas —que somos nosotros, unificadas como Una en Cristo, Su Hijo único— en el eterno Presente de la Unicidad. Es una experiencia que no puede traducirse en algo que tenga sentido para el consciente (de ahí que cualquier intento de describirla con palabras sea usualmente incomprensible), e induce a la vez la sensación extremadamente personal de crear o amar y una suspensión completa —aunque temporal— de la duda y del miedo. Sólo una mente curada puede experimentar una revelación que produzca efectos duraderos por medio del perdón y de la extensión de milagros, lo cual la une directamente con las mentes de los demás en la Mente única de Dios. Ver T1.1.28-50, T2.3 [71], T3.1 [3], L158.2, L169.4
T1.1 PRINCIPIOS DE
LOS MILAGROS
pár 78-79
T1.1.48 [78] 8 En cambio, el milagro es un gesto de Amor entre iguales. 9 Los que son iguales no deben sentir asombro reverencial los unos por los otros, pues el asombro reverencial implica desigualdad. 10 Por consiguiente, sería una reacción inapropiada de ti hacia mí. 11 Un hermano mayor merece respeto por su mayor experiencia y una razonable obediencia, debido a su mayor sabiduría. 12 También merece Amor por ser un hermano, y también dedicación si es dedicado. 13 Es únicamente mi dedicación por ti lo que me hace merecedor de la tuya. 14 No hay nada en mí que no puedas alcanzar. 15 No tengo nada que no provenga de Dios. 16 La principal diferencia entre nosotros, por ahora, estriba en que yo no poseo nada más. 17 Esto me coloca en un estado de verdadera santidad que en ti es únicamente potencial.

T1.1.48 [79] 18 "Nadie viene al Padre sino por mí" es uno de los pasajes de la Biblia más incomprendidos. 19 Eso no significa que yo esté en modo alguno separado de ti o que sea diferente a ti, excepto en el tiempo; y el tiempo realmente no existe. 20 De hecho, esa afirmación tiene más significado si se la considera desde el punto de vista de un eje vertical que de uno horizontal. 21 Mirándolo a lo largo de un eje vertical, tú estás debajo de mí y yo estoy debajo de Dios. 22 En el proceso de "ascender", yo estoy más arriba que tú. 23 Esto se debe a que sin mí, la distancia entre Dios y el hombre sería demasiado grande como para que tú la pudieses abarcar.
T1.1 PRINCIPIOS DE
LOS MILAGROS
pár 80-81
T1.1.48 [80] 24 Por un lado, yo salvo esa distancia por ser tu hermano mayor y, por el otro, por ser un Hijo de Dios. 25 Mi dedicación a mis hermanos es lo que me ha puesto a cargo de la Filiación, la Cual podré completar únicamente en la medida en que la pueda compartir con ellos. 26 Tal vez esto parezca contradecir la afirmación "Yo y Mi Padre somos Uno " pero, si todavía hay partes separadas en la afirmación, es en reconocimiento del Hecho9 de que el Padre es más grande. 27 La declaración original rezaba "son una misma cosa". 28 El Espíritu Santo10 es el que trae consigo las revelaciones. 29 Las revelaciones están indirectamente inspiradas por mí, debido a mi proximidad al Espíritu Santo y a que me mantengo alerta para cuando mis hermanos estén listos para recibir la revelación. 30 De esta manera, puedo obtener para ellos más de lo que ellos podrían conseguir para sí mismos.

T1.1.49 [81] 1 El Espíritu Santo es el medio de comunicación más elevado. 2 Los milagros no entrañan ese tipo de comunicación, debido a que son medios temporales de comunicación. 3 Cuando el hombre regrese a Su Forma original de Comunicación con Dios, los milagros dejarán de ser necesarios. 4 El Espíritu Santo es el mediador entre la Comunicación más superior y la comunicación más inferior, y mantiene abierto para la revelación el canal directo de Dios hacia el hombre. 5 La revelación no es recíproca; siempre proviene de Dios hacia el hombre. 6 En cambio, el milagro es recíproco porque implica la igualdad.
9 Un hecho es literalmente un "hacer" o un comienzo, es lo que es real para ti de acuerdo con tus creencias. Si, cuando piensas con el Espíritu Santo, has decidido creer en lo que enseña el Curso, entonces, Hecho, con mayúscula, es Lo que es eterno: La Realidad, Lo que Dios ha creado, la Unicidad, el Cielo, etc.; y en minúscula, hecho es el reflejo aquí del Hecho eterno. Pero, cuando piensas con el ego, hecho es simplemente lo que sucede aquí según él lo perciba. Ver T8.10 [102] 
 
10 El Espíritu Santo: 1) En la eterna Unicidad de Dios, es el Pensamiento de Amor de Dios Que nos creó como Almas unificadas como Una en Cristo, Su único Hijo; 2) al producirse la separación, es el ente que comenzó a estar presente como una protección, inspirando al mismo tiempo el comienzo del proceso del Redimir; 3) es, en tu mente acertada, el pensar de Cristo que se manifiesta —entre otras experiencias desinteresadas e inclusivas— por impulsos compasivos, caritativos, altruistas, de compartir, que de vez en cuando emergen del subconsciente y que podemos concienciar en instantes santos y decidir qué hacer con ellos. Algunos de Sus sinónimos en el Curso son: "Consolador", "Guía", "Intérprete", "Mediador", "Palabra de Dios", "Redimir", "Respuesta", "Traductor", "Verdad", "Voz que habla por Dios", "Voz de Dios". Ver T5.3, T5.4, T.5.5, T6.6, T9.5, T20.5, LTe.7 (-L281)
Horario actual de
Un Curso sobre Milagros – Preliminares

COMPRAR:
or COMPRAR aquí
en la tienda CIMS:

 PDF GRATUITO de los Principios De Los Milagros aquí
COURSE IN MIRACLES SOCIETY
(Sin ánimo de lucro)
Donar
En la actualidad, todos los proyectos CIMS están respaldados por donaciones de tiempo libre, talento y dinero. Si desea apoyar alguna de las actividades de la Sociedad de alguna manera, no dude en ponerse en contacto.

Debido al carácter internacional de CIMS, Internet es nuestro principal medio de comunicación y colaboración.

Para hacer una donación deducible de impuestos en apoyo de las lecciones diarias, haga clic aquí.

Además, por medio de su testamento u otro plan de sucesión, puede nombrar "Curso en la Sociedad de Milagros" como el beneficiario de una parte de su sucesión, o de activos particulares en su sucesión. De esta manera, está honrando a sus seres queridos y al mismo tiempo brinda un apoyo crítico a la extensión de LOVE.

DONAR to OTROS PROYECTOS
CIMS | 800-771-5056 | reja-joy@jcim.net | jcim.net