El 25 de mayo de 202, la Junta de Supervisores aprobó una resolución que autoriza casi $ 2.8 millones en alivio para las empresas obligadas a cerrar durante la pandemia de COVID-19.
       El paquete de ayuda, en forma de compensación de tarifas de permisos de Salud Ambiental, se aplica a restaurantes, negocios de arte corporal y piscinas que debieron cerrar o limitar sus operaciones después del 1 de marzo de 2020. El financiamiento es parte del plan de recuperación pandémica del condado para ayudar la comunidad empresarial afectada por la pandemia y restaurar la economía.
       La medida reembolsará a los restaurantes elegibles el costo de la tarifa de su permiso de Salud Ambiental. A las empresas de arte corporal elegibles se les reembolsarán las tarifas del permiso por el tiempo que no pudieron operar. Los operadores de piscinas cubiertas y los operadores de piscinas al aire libre también recibirán un reembolso por el tiempo que se les ordenó cerrar. Para obtener más información, haga click aquí.